Colima, el último estado.

Con Colima termine mi recorrido del proyecto de Turismo. Y cómo me paso en casi todos los estados que visite en todo este proyecto, ya tambien lo conocía pero lo volví a redescubrir en este viaje y me di cuenta que siempre hay nuevas formas de ver a un mismo lugar.

Yo siempre he pensado que no me gustar repetir lugares, pero ese pensamiento va de que el mundo es tan grande que no quiero perder mi tiempo y dinero en ir a un lugar que ya conozco cuando hay mucho mundo que recorrer. Pero como este viaje fue de trabajo la verdad es que no gaste dinero y me sirvió para ver diferente a cada lugar que fuimos.

Cuando llegue a Colima iba con muy poca expectativa ya que es el Estado mas pequeño de México, mide tan sólo 5,625 km², comparado con Sonora que mide 179,355 km² y es uno de los estados mas grandes de este país y que tambien tuve la oportunidad de recorrer en este viaje. Se puede decir que no iba a encontrar mucho que recorrer, pero por suerte si tiene muchas cosas que ofrecer.

Claro que hay uno aun mas grande y es Chihuahua y mide 247,455 km², es el más grande del país pero a ese estado aún no he tenido la suerte de ir nunca. Pasando la Pandemia posiblemente lo elija como mi próximo destino.

Volviendo a Colima, llegamos a Manzanillo que es la ciudad mas importante del estado puesto que la actividad económica y turística del estado se centra en esta ciudad. En Manzanillo se ubica el puerto mas importante de México, a donde llega casi toda la mercancía que viene de Asia ya que esta Ciudad se ubica en el Pacifico. En cuanto al turismo, tiene una infraestructura hotelera bastante aceptable, no esta tan desarrollada como en Cancún o Acapulco pero esta bastante bien. Hay hoteles de todos los precios y todos los gustos.

El clima de la ciudad es siempre tropical, incluso en los meses de invierno y eso hace que mucha gente del centro del país llegue a este lugar a pasar sus vacaciones. Manzanillo tambien recibe mucho turismo del norte de América, sobre todo gente mayor que viene a pasar los meses de invierno a México evitando el frío de sus países.

En cuanto a la gastronomía, tiene muy buenos restaurantes y la especialidad del lugar son los mariscos. Hay un restaurante que se llama la Huerta donde hacen un platillo que lleva una tostada de maíz y encima camarones, trozos de pescado, aguacate, jitomate y cebolla y es delicioso, por lo menos a mí me encanta.

Tostada de Mariscos
Ceviche de mariscos

En esta ciudad pudimos visitar la plaza principal que tiene una escultura de Pez Vela, el cual es el símbolo de la Ciudad, ya que es llamada la capital mundial del Pez Vela. La escultura la hizo el maestro Sebastian que es uno de los escultores mas importantes en México y esta especializado en la escultura monumental. Tambien tuvimos la oportunidad de subirnos a un buque de la marina. En el recorrido explican la historia del buque en particular al que uno se ha subido y la distribución del mismo. Estas visitas son gratis y duran aproximadamente 30 minutos.

Pez Vela
Manzanillo

Después de Manzanillo fuimos al Centro Ecológico de Coyutlán llamado “El tortugario”, que es un lugar donde se rescatan principalmente tortugas aunque tambien ayudan a otros animales como pueden ser algunas aves marinas y reptiles. En este lugar se puede ver cómo nacen las tortugas y el recorrido al mar de las tortugas bebes. Tambien podemos aprender de la importancia de los manglares y la naturaleza del área.

El Tortugarío se ubica en el municipio de Armería a casi una hora de Manzanillo y una de las características mas destacadas de este lugar es que la arena de sus playas son negras debido a su origen volcánico.

En realidad Armería es un pueblo muy pequeño y sin infraestructura hotelera ni restaurantes. Pero lo maravilloso de este lugar es la tranquilidad que se respira. En este lugar uno se puede olvidar del ruido de la ciudad, tirarse en una de sus playas a contemplar el mar, a lo mejor escuchando música o simplemente las olas del mas y así poder descansar.

En Coyutlán nos llevaron al Museo de la Sal. El edificio es un bodegón que antes servía para almacenar la sal. Dicho museo cuenta la historia del lugar y el proceso de extracción de este mineral. Tambien podemos descubrir la importancia que tuvo el mineral para este municipio cuando estuvo en auge la extracción y la importancia social de la sal hasta nuestros días.

Museo de la Sal

Siguiendo con el recorrido, ahora nos toco ir a la capital del Estado que tambien se llama Colima. Esta ciudad esta a una hora y media por carretera de Manzanillo. La ciudad es pequeña y la pudimos conocer en dos días. El Centro es muy pintoresco, en cada esquina hay vendedores de “tuba”, “ponche de frutas” o “bate” qué son las bebidas típicas del Estado. Son bebidas refrescantes que van muy bien con el calor que regularmente hace en la Ciudad. Yo probé solo la tuba y el ponche de frutas y para ser honesta no me gustaron pero a mis compañeros de trabajo si y las encontraron muy refrescantes y dulces.

En la Ciudad nos llevaron a la Catedral o Basílica Menor que según lo que nos dijeron los de turismo, el Papa Juan Pablo II la consagro a la Virgen de Guadalupe; luego nos acompañaron a conocer el Palacio de Gobierno que queda frente a la Catedral. Tambien pudimos conocer la plaza principal y las placitas que estan a dos cuadras de la principal y que tambien tienen su encanto.

Ciudad de Colima

Uno de los pueblos que ya esta pegado a la Ciudad de Colima, los divide sólo una avenida, es Comala. Este pueblo es considerado pueblo mágico por su historia y magnetismo que atrae a miles de viajeros cada año. Es el lugar perfecto para turistear ya que tiene una plaza bastante bonita, calles pintorescas, magia, historia y comida deliciosa.

Comala esta a 30 o 40 minutos del centro de la Ciudad de Colima y debido a su belleza ha servido de inspiración para diferentes artistas, el mas destacado ha sido Juan Rulfo que con una de sus obras “Pedro Páramo” lo dio a conocer a nivel nacional y tal vez mundial.

Comala

Una de los lugares que más me gustaron de Colima fue sin duda la zona arqueológica “La Campana”. Según pude averiguar este lugar perteneció a la cultura de Tehuchitlan y es uno de los primeros asentamientos que hubo en Mesoamerica.

La parte que nos permitieron ver no es ni la mitad de todo el sitio arqueológico ya que, según nos contaron nuestros guías, casi todo el terreno donde se ubica la zona arqueológica, el gobierno del estado lo dono en un principio para que se construyera una universidad estatal y los de la universidad no habían reportado todos los hallazgos. Nuestro guía nos dijo que se cree que el sitio es más grande y que debe de estar debajo de los edificios de dicha Universidad.

La Campana
La caampana

Yo creo que el gobierno debería de ceder otros terrenos en otra área a la Universidad para que se pueda explorar mucho mas la zona arqueológica y que los descubrimientos de estas civilizaciones mesoamericanas sigan creciendo.

Soy inexperta en el área pero a mí me encanta la historia y me gustaría saber más acerca de mis antepasados. Si todos aprendemos un poco más de dónde venimos estoy segura que nos podremos entender mejor como ciudadanos de México, de América y del mundo. Después de todo creo que somos una mezcla de americanos nativos con los habitantes del continente euro-asiatico, sin olvidar por su puesto a Africa.

Perritos bailarines de Colima
Coyutlán
Playas negras en Armería
Muelle de piedra en Manzanillo
Playa “La Audiencia” en Manzanillo

Michoacán mágico

En varias ocasiones he escrito acerca de los pueblos mágicos que hay en México. Para que un pueblo pueda considerarse un pueblo mágico, según lo que nos dijeron algunos guías de turistas, deben de representar alguna etapa importante de este país y conservar las tradiciones de la zona. Pues bien, Michoacán no es un pueblo, si no un estado y de los más grandes de México pero todo Michoacán es mágico, por que no sólo cumple con las exigencias de los pueblos mágicos, si no que tambien al llegar a cada uno de sus rincones se respira diferente. Yo por lo menos me sentí como conectada a esas tierras, me cambio mi energía y quede fascinada.

Cuando nos ofrecieron este proyecto y vi los estados que me tocaba recorrer, no me agrado tanto la idea de ir de nuevo a varios lugares que ya conocía como es el caso de Michoacán. Pero bueno, de este estado sólo conocía un poco de Pátzcuaro y su capital, la ciudad de Morelia.

El primer pueblo que visitamos fue Pátzcuaro que es uno de los sitios mas bonitos del país. Yo ya lo conocía de un par de visitas de anteriores proyectos. Sólo que como iba trabajando y buscando locaciones especificas no había puesto atención en lo pintoresco que es este pueblo mágico. Ahora, ya que el proyecto lo ameritaba iba con ojos de turista. Y bueno, como es de esperarse en un pueblo tan bonito, me conquisto. Con su historia, su comida y la gente hacen de este pueblito algo imposible de olvidar. La plaza principal se llama Vasco de Quiroga en honor al que fuera Arzobispo de Michoacán en época colonial. Es una plaza ideal para caminar y tal vez comer un helado mientras se recorre.

Pátzcuaro

Otros de los atractivos es la casa de los once patios que en realidad era el convento de Santa Catarina y albergaba a las monjas dominicas. Ahora es un edificio que en su interior se exhiben y venden artesanías de la región.

La casa de los 11 patios
La casa de los 11 patios

Una de las fotos que no puede faltar en el album de los viajeros es la que nos podemos tomar a las afueras del Templo del Sagrario. El templo es uno de los monumentos mas representativos de la arquitectura virreinal.

Templo del Sagrario
Templo del Sagrario

Y obvio tambien visitamos Janitzio que es una isla en el lago de Pátzcuaro. Es muy famosa por cómo celebran en Día de muertos. Y aunque nosotros no estuvimos en la región en noviembre que es cuándo se festeja ese día, sí pudimos visitarla y navegar por el lago

Janitzio
Los mariposeros

Antes de pasar a nuestro siguiente destino, debo decir que la comida de este pueblo es deliciosa. El pescado blanco o las corundas (que son una especie de tamales) son muy ricas.

Las deliciosas corundas

Saliendo de Pátzcuaro, nos dirigimos hacia Santa Clara del Cobre, obviamente como su nombre lo dice aqui la especialidad es el cobre. Aquí por cuestión de tiempo sólo estuvimos una tarde pero sí pudimos conocer la plaza principal donde su kiosco esta hecho de cobre y como es de esperarse venden artesanías de cobre. Tambien hay un museo con la historia del pueblo donde se exhiben algunas de las mejores artesanías que han ganado premios nacionales e internacionales. En este pueblo nos llevaron a un pequeño taller donde nos enseñaron cómo hacen dichas artesanías.

Taller en Santa Clara del Cobre
Santa Clara del Cobre

Continuando con nuestro camino llegamos a un lugar muy especial y que se convirtió en uno de mis lugares favoritos de Michoacán y de México, Tzintzuntzan.

Tzintzuntzan (se pronuncia “Zinzunzan”) es una localidad que fue la capital del Imperio Purepecha, y ahora sólo queda restos de esa ciudad y un pueblito que fundaron los españoles justo a un costado y que acabo llamándose igual que la antigua capital purepecha.

Desde las terrazas de la antigua ciudad se puede ver el lago de Pátzcuaro además en la zona arqueológica podemos recorrer las casas y edificios que aun quedan en pie. Tambien podemos entrar a un pequeño museo que nos explica la importancia de dicha ciudad para la cultura de la región. Independientemente de la importancia histórica que tiene el lugar, este sitio me cautivo. Caminar entre los antiguos edificios y apreciar el paisaje del lugar me lleno de energía, de magia. De todo lo que conozco de Michoacan es lo que más recomiendo para visitar.

Tzintzuntzan mágico
Tzintzuntzan
Tzintzuntzan

A aproximadamente a dos horas de Tzintzuntzan esta el Lago de Camécuaro que es un parque nacional donde se puede ir a pasear en bici o rentar una lancha y pasear por el lago. Es un lugar para irse a relajar y estar dentro de la naturaleza. Ideal para hacer un picnic familiar o con amigos. Las aguas tienen un color bastante peculiar, no son azul-gris como algunas playas o azul turquesa como en el Caribe; tienen un color verde azulado peculiar, es el único lugar de los que conozco dónde he encontrado ese color.

Nosotros sólo pudimos estar en la mañana porque teníamos que partir a nuestro siguiente punto del viaje. La verdad me hubiera gustado quedarme toda la tarde allí, debe de ser maravilloso contemplar un atardecer en un lugar tan bonito como Camecuaro. Espero poder regresar pronto.

Lago de Camecuaro
Camecuaro

Ese mismo día nos movimos a Zamora, que es una de las ciudades mas grandes e importantes de Michoacan. Llegamos por la noche al hotel que nos había reservado la persona de Turismo que nos iba a dar el tour por la ciudad. Ella nos eligió el hotel Terrass hotel Zamora porque queda en el centro y en el último piso tiene un restaurante donde se puede ver la Iglesia mas famosa de toda la ciudad, me refiero al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe es un santuario católico dedicado a la Virgen de Guadalupe. El edificio empezó a construirse desde finales del s. XIX, pero debido a la Revolución Mexicana y después a la guerra Cristera (que fue una guerra por defender a la iglesia católica y a los creyentes), se paro la construcción casi 100 años, en el tiempo que perteneció abandonada la construcción se robaron el material de la obra y dejaron peor el lugar, además que sirvió de cuartel para los que luchaban contra los cristianos y allí tambien se fusilaron a muchas personas personas que defendían a la iglesia y que después se volvieron mártires.

Cuando retomaron la construcción casi un siglo después, decidieron conservar los balazos que quedaron en las paredes del altar donde fusilaron a los cristeros y ahora estan las marcas como un recordatorio de lo horrible que fue esa guerra.

Cuando retomaron la construcción casi un siglo después, decidieron conservar los balazos que quedaron en las paredes del altar donde fusilaron a los cristeros y ahora estan las marcas como un recordatorio de lo horrible que fue esa guerra.

El santuario es uno de los templos más grandes de México y el mas importante de la ciudad de Zamora. Desde el inicio se pensó en construirse como las grandes catedrales europeas y a pesar de que ni siquiera llega a ser una iglesia, si es uno de los edificios mas grandiosos dedicados al catolicismo en este país.

Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe
Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe

Pero no sólo en Zamora esta el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, tambien esta el Centro Histórico que tiene una plaza muy bonita, el mercado Morelos que se construyo durante la época en que gobernó Porfirio Díaz (todas las construcciones de esta época tienen un marcado estilo francés, son edificios muy bonitos y lujosos) y además puedes encontrar comida de todas los rincones de Michoacan y en especial la comida típica del lugar como los “chongos zamoranos” un postre clásico de Zamora.

Mercado Morelos
Plaza de Zamora

Recorrer Zamora nos llevo dos días, aunque me hubiera gustado quedarme más. Todo Michoacan vale la pena quedarse más tiempo y recorrer más lugares.

Lago de Camecuaro
Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe
Santa Clara del Cobre
Pátzcuaro
Pátzuaro

Sol, playa y un pueblito mágico.

La verdad es que México tiene muchos sitios que tienen playa, sol y pueblitos mágicos, pero uno de los mas famosos y populares esta sin duda en el Estado de Guerrero.

Empezaré hablando de el pueblito mágico que es uno de los más bonitos del país, Taxco. Taxco es uno de los pueblos más antiguos del país, allí habitaron los pueblos tlahuicas y chontales. A la llegada de los españoles descubrieron que era una zona rica en plata y empezaron a habitarla, y los nuevos habitantes le pusieron el nombre de Taxco.

El día de hoy Taxco (que se pronuncia Tasco) es un pueblo mágico y es famoso por su plata y por el centro que es muy pintoresco, además tiene una de las parroquias mas bonitas de México, pero a pesar del grandioso edificio que es, no llega a ser ni siquiera iglesia.

En este viaje tuvimos la oportunidad de subirnos al teleférico que pertenece al Hotel Montetaxco. A nosotros no nos costo porque íbamos de parte de la Secretaría de Turismo, pero en la pagina aparece el costo que es viaje sencillo $65 pesos mexicanos y viaje redondo $95. En el teleférico se puede conocer el pueblo desde las alturas ya que lo recorre casi todo.

Después de Taxco seguimos nuestro recorrido a Acapulco, uno de los puertos mas famosos de México. Aqui fuimos a las diferentes playas que tienen y por supuesto comimos el famoso pescado a la talla que por cierto es delicioso. Tambien visitamos uno de los hoteles más bonitos que tiene el puerto que es “Las brisas” y desde una de las terrazas fotografiamos uno de los atardeceres más bonitos que hemos visto.

Acapulco es mágico y siempre que regreso me sorprende con cosas nuevas. Es uno de los lugares a los que he ido desde niña. Como es la playa mas cercana a la Ciudad de México todos los capitalinos van hacia allá en cada oportunidad que se presente. Esta ciudad esta muy acostumbrada al turismo, así que se puede encontrar hoteles de diferentes precios y diferentes categorías, restaurantes muy lujosos o muy baratos, centros nocturnos, mercados de artesanías en fin, en este lugar no se aburre uno.

Terminando Acapulco seguimos a otro destino con playa que se llama Ixtapa Zihuatanejo.

Es un puerto más pequeño que Acapulco y por lo tanto mas tranquilo, es decir sin tantos turistas o viajeros. Tienes menos capacidad para alojar a los paseantes que Acapulco, pero yo creo que como es mas pequeño suele ser agradable para descansar. Acapulco me encanta; ya lo dije es mágico, pero es uno de los lugares que mas recibe a viajeros a lo largo de todo el año y eso lo hace que no sea un lugar para descansar. Allí tambien se suele encontrar mucho transito, los lugares llenos, etc. En cambio Ixtapa es mucho mas relajado, hay menos restaurantes y menos infraestructura hotelera pero tambien hay menos visitantes y no se llena tan fácil. Eso hace que esa un lugar más propicio para descansar y olvidarse de las aglomeraciones que unos sufre en una ciudad como es la Ciudad de México.

En Ixtapa tambien visitamos uno de los hoteles más emblemáticos y bonitos de la zona, este nuevo hotel es “La casa que canta” y ha servido de locación para varias películas y comerciales de México y el extranjero. Es un poco caro al igual que “Las brisas” de Acapulco pero justo eso es lo que hace exclusivos a ambos hoteles.

En Ixtapa tambien comimos un rico pozole que es uno de los platillos clásicos del Estado de Guerrero. Y por último visitamos la playa de “las gatas”, llamada así por que allí han encontrado peces con bigotes similares a los de los gatos. Es una playa hermosa y solitaria, ideal para olvidarse de todo el mundo exterior y relajarse.

Esto es Guerrero, no escribí acerca de la capital que se llama Chilpancingo por que no la conozco, pero me dice mi jefe que no me pierdo de nada. Que esta fea. El verdadero atractivo que tiene este estado esta en sus costas y pueblitos.

Lo nuevo y lo viejo de Queretaro

Queretaro es un estado que ya le dedique una entrada anteriormente. Más concretamente a una parte del estado, la Sierra Gorda. Hoy vuelvo hablar de este lugar, porque lo vimos en el recorrido que hicimos para el comercial de turismo y a parte porque ahora sí conocí casi todos sus rincones.

Yo había viajado unos años atrás con una amiga a la capital, que tambien se llama Queretaro, bueno en realidad se llama Santiago de Queretaro. Era una ciudad que quería conocer y siempre que iba a los estados del norte pasaba por las afueras y nunca entraba, así que un día me decidí le llame a mi amiga Angeles y le dije: “mañana no hagas nada, nos vamos a Queretaro”.

Obvio me dijo que sí, porque tiene el mismo espíritu de aventura igual que yo, además que en ese tiempo estaba en su año sabático y yo no tenia ningún proyecto. Fue un viaje muy corto, sólo fuimos a la capital, estuvimos allí toda la tarde conociendo el centro y los edificios históricos y nos regresamos ese mismo día (la ciudad de Queretaro esta a 3 horas aproximadamente de la Ciudad de México).

He viajado mucho con mi amiga Angeles pero en viajes cortos de máximo 3 días y sólo en el centro del país pero ese viaje lo recuerdo como uno de los mejores que hicimos. Y aunque el ir con mi amiga fue especial y me divertí mucho, me gusto más cuando regrese a la ciudad de Queretaro con el equipo de producción porque conocí mucho mas y no sólo de la ciudad, sino de todo el estado completo.

Mi segunda vez en la ciudad fue un poco accidentada, ya que me regaño mi jefe porque yo no encontraba el hotel donde ya teníamos reservación. Se me había ido la señal de internet en mi teléfono móvil y no guarde la ubicación y no podía conectarme de nuevo. Al día siguiente, del hotel salimos directo al centro a la oficina de turismo por la persona que nos iba a dar el recorrido por la ciudad, pero de nuevo la señal volvió a fallar y me desconecte.

Por fin llegamos y la chica de turismo ya nos estaba esperando. Al primer lugar que nos llevo fue al Teatro de la República que es uno de los teatros mas bonitos que he visitado. Nos explico que es uno de los teatros más importantes del país debido a la historia que tiene. Antes se llamo Iturbide en honor al primer emperador de México.

Afuera del teatro justo enfrente, encontramos una tienda de dulces típicos del Estado. Yo compre un rollo de guayaba que es delicioso y unas glorias, que son dulces de leche quemada; lo que en México conocemos como cajeta, (aunque la cajeta es más bien de Celaya Guanajuato) en Querétaro tambien venden estos dulces y a mí me encantan.

Después la chica de turismo nos llevo a recorrer las principales plazas del centro. Y justo en la plaza de Armas esta la casa de la Corregidora. Con la gente de turismo no entre, pero sí había entrado la vez que estuve con mi amiga. La historia cuenta que en dicha casa vivía la esposa del Corregidor de Queretaro Miguel Dominguez junto con su esposa “la corregidora” Josefa Ortíz de Dominguez y sus hijos. Ellos son dos de los personajes importantes que participaron en la Independencia de México. Y se cuenta que a ella la encerraron en una de las habitaciones de la casa y que eso no fue impedimento para que avisara a otros revolucionarios que ya habían sido descubiertos por el virrey, haciendo sonar sus tacones desde la habitación donde estaba encerrada. Ahora el edificio sirve de oficinas para el gobernador del Estado.

Después la chica de turismo llevo a mi jefe a “La casa de la marquesa”. Esta casa pertenece a la época del barroco mexicano y fue construida para la marquesa Paula Guerrero y Davila. Es importante porque en dicha casa se hospedo Agustín de Iturbide cuando se dirigía a la Ciudad de México a liberal el país de los españoles. Ahora es un hotel.

Ese mismo día fuimos a ver el exconvento de La Cruz, que es un lugar notable para la ciudad de Queretaro y para el país puesto que en ese lugar se libro una de las batallas más importantes de la conquista de los españoles. Se supone los españoles iban perdiendo la batalla y justo allí se les apareció el apóstol Santiago diciéndoles que los españoles iban a ganar e iban a lograr conquistar a los pueblos que vivían en esas tierras. Tambien es importante por que sirvió de cuartel a Maximiliano de Habsburgo que fue el segundo emperador de México. En el exconvento paso sus últimos días con vida.

Al día siguiente y siguiendo con la historia de Maximiliano, nos llevaron al cerro de las campanas que fue el lugar donde el ejercito liberal de Benito Juarez fusilo al emperador Maximiliano junto con dos de sus mas cercanos generales Miguel Miramón y Tomás Mejía en 1867. Un dato curioso de este lugar es que no se llama “cerro de las campanas” porque existan campanas en ese lugar, sino porque las rocas que se encontraban allí producían un sonido similar al de las campanas. Ahora sólo existen dos rocas sonoras en exhibición ya que los turistas se las llevaron. Ahora en el lugar hay un monumento a Benito Juarez.

El cerro de las campanas fue el penúltimo punto que visitamos de la ciudad de Santiago de Queretaro. Antes de irnos de la ciudad pasamos a ve el acueducto de Queretaro, ya que se supone que es símbolo de la ciudad y es uno de los mas antiguos de México.

Después seguimos nuestro camino a Tequisquiapan. Este es un pueblo considerado mágico y esta pegado a San Juan del Río que es una ciudad importante del estado. El pueblo no esta tan lindo, no tiene la misma magia que tiene Mineral el Chico en Hidalgo o la misma ciudad de Queretaro, pero lo que sí tiene y por eso yo creo que si vale la pena ir, son los viñedos. Tequisquiapan forma parte de la región del vino de Queretaro y cuando estuvimos allí pudimos degustar diferentes tipos de vinos. Recuerdo que pasamos una tarde agradable tomando vino con un plato de carnes frías.

Tambien en Tequis, como lo conocen los lugareños nos llevaron a las minas de ópalo, que son minas abiertas y el dueño de una de las minas nos enseño cómo es el proceso de extracción de la piedra. Nos dijo que si alguno de nosotros podríamos sacar alguna piedra nos las podíamos quedar, obvio ninguno pudo. He aprendido en mis recorridos por algunas minas del país que el extraer piedras o metales preciosos implica mucho esfuerzo y paciencia.

Al día siguiente nos fuimos a Bernal que tambien es un pueblo mágico y su principal atractivo es la peña de Bernal que es el tercer monolito más grande del mundo. Este pueblito, me pareció más bonito y mas acogedor que Tequisquiapan y aqui tambien se puede degustar vinos en los restaurantes que estan en la plaza del centro.

Y en Bernal terminamos nuestro recorrido por el estado de Queretaro. Lo que más me gusto a mí fue la ciudad. Es una ciudad mágica con mucha historia y muy acogedora. Todo el recorrido que hicimos por el estado fue muy interesante. En algún momento de la vida regresaré a hacer el mismo recorrido pero ahora a mi ritmo para poder conocer más a detalle todo.

Hidalgo es un estado hermoso, su capital… no tanto.

Siguiendo con el recorrido que hice en aquella ocasión escribiré ahora acerca de Hidalgo.

Saliendo de Huamantla que fue el ultimo pueblo donde estuvimos en Tlaxcala nos dirigimos por la carretera conocida como el Arco Norte (que es un libramiento para no tener que atravesar la CDMX) hacia Pachuca que es la capital del estado de Hidalgo. Pero antes de llegar a la ciudad, pasamos a los arcos el padre Tembleque. Este es un acueducto que esta a 15 minutos de la ciudad de Pachuca y es una de las obras de ingeniería hidráulica mas importantes del etapa del virreinato en México.

La obra fue planeada y dirigida por un padre franciscano llamado Francisco de Tembleque de allí el nombre de los arcos. El lugar esta interesante sobre todo si uno quiere tener una sesión de fotos bonita pero sólo para eso. No hay nada más que el acueducto y una vías de tren que pasan por uno de los arcos de la construcción.

Llegando a Pachuca estuvimos en el centro de la ciudad que es lo más interesante que tiene. Es una ciudad pequeña y no tiene mucho que ofrecer. El Centro tiene una plaza con un reloj monumental (que según yo, es lo más turístico que tienen, por qué nos los vendieron a nosotros como una obra importantísima). Y como no había más que ver en la ciudad continuamos nuestro camino a lo más interesante del Estado.

Al día siguiente nos fuimos a Mineral del Chico que ese pueblito sí esta muy bonito y es considerado un “Pueblo mágico”. Esta a una hora de la ciudad de Pachuca hacia el norte.

Mineral del Chico es un pueblo minero y una de sus principales atracciones son las propias minas que muchas ya no funcionan como tal si no que ahora dejan entrar a los turistas para para que vean como era el proceso de extracción de los metales que de allí sacaban. El recorrido esta bastante interesante, cobran al rededor de 100 pesos mexicanos.

Ademas se puede visitar la plaza del centro que es muy pintoresca y tambien tiene muchos restaurantes al rededor y en las calles aledañas para poder comer unos ricos pastes que es una comida típica del estado de Hidalgo. Los pastes son una especie de empanadas que pueden ser dulces o salados y se supone que eran los que se llevaban los mineros como comida cuando bajaban a las profundidades de las minas.

De allí nos fuimos a Huichapan que es una de las ciudades más importantes de este estado. Esta ciudad fue habitada en la antigüedad por los Toltecas y después fue un punto estratégico en la guerra de Independencia de México. La ciudad es considerada un pueblo mágico y en el centro posee unos de los edificios más elegantes de la ciudad como la capilla del Tercer orden y la Capilla de la Virgen de Guadalupe. Tambien se encuentra en esta misma plaza el Chapitel que es un balcón donde los líderes de la independencia dieron uno de los primeros discursos de la Independencia.

Como podíamos estar pocos días nos seguimos a Tequisquiapan sin ver uno de lugares mas turísticos y emblemáticos del estado y de México, pero como siempre el tiempo en los temas de trabajo es limitante. Me refiero a los Atlantes de Tula que no tengo la fortuna de conocer y que es un sitio arqueológico único. Tula fue capital de la cultura Tolteca que habitaba la región.

Tequisquiapan es un pueblo conocido por sus baños minerales y arquitectura colonial, pero tambien por la ruta del vino. El pueblo esta rodeado por diferentes viñedos donde se puede adquirir vinos de muy buena calidad y muy buen precio. Además la plaza del centro esta muy bonita y como en los últimos años ha crecido el turismo debido a los viñedos, tiene una infraestructura hotelera bastante buena.

Lo que mas me gusto de este último pueblo fue el ambiente que tiene. Mi jefe y yo nos sentamos un buen rato en un restaurante del centro a degustar distintos vinos con un plato de carnes frías y quesos. Fue una tarde muy agradable, ni sentí que estaba trabajando.

Y en Tequisquiapan termine el recorrido de este maravilloso estado. A mí en lo particular me gusta mucho, aunque en este viaje no incluimos Tula que es parte importante ni Huasca de Ocampo que es otro pueblo mágico que esta hasta la parte más oriental y que por logistica tampoco pudimos pasar.

Afortunadamente al pueblo de Huasca sí lo conozco por que lo he ido a scoutear varias veces para diferentes proyectos en donde he trabajado.

Huasca de Ocampo es uno de los pueblos más pintorescos de Hidalgo ya que el pueblo en sí es muy bonito pero a parte esta rodeado de bosque, lagunas y presas que lo hace muy atractivo para los viajeros. Según la gente local allí se localiza la hacienda mas antigua de México, que es la ex hacienda de San Juan. Ademas estan las exhaciendas de San Miguel y Santa María Regla. La primera funciona en la actualidad como hotel y la segunda esta inundada por la presa de San Antonio y ahora sólo sobresale una torre que se puede ver casi al centro de la presa.

Ademas en Huasca se puede visitar los prismas basálticos que son formaciones rocosas con una cascada que viene desde la presa de San Antonio. Tambien se puede visitar Peña del aire que es un cañón que tiene 90 m de altura según los lugareños. Lo recuerdo bien porque en una de las visitas que he hecho a este lugar hice una de las cosas mas locas que he hecho por el trabajo.

Recuerdo que estaba trabajando en un comercial para Nissan y teníamos que encontrar un paisaje impresionante. Para que el director y los demás personas de producción conozcan los lugares que nos estan pidiendo tomamos fotos de los lugares que encontramos. Pero en esta ocasión lo que necesitábamos era poner el coche casi al precipicio para que desde el otro lado se pudiera fotografiar el coche pero con la impresionante vista que tiene el cañón.

En la primer visita al lugar sólo íbamos mi jefe y yo y en aquella ocasión él quiso tomar las fotos, a sí que yo tuve que manejar y fui yo que con mi coche me acerqué los mas que pude a la orilla del cañón. Me dio mucho miedo y más por que me hizo que lo hiciera en distintas partes del cañón y lo que más me dio miedo fue que por mi nerviosismo no pusiera la reversa bien y avanzara mas hacia la orilla. Pero afortunadamente todo saló bien y las fotos quedaron muy buenas.

En la Peña del Aire tambien hay una tirolesa donde ya tuve la oportunidad de probarla. Junto con otra que conocí en Acapulco en este mismo proyecto, esta tirolesa es las más extremas que yo conozco en el país. Ya que como dije la altura es de 90 metros de altura. Pero es super divertido lanzarse. Yo lo hice ya dos veces, la primera me morí de miedo la segunda lo disfrute mucho.

Ya por último me resta decir que todo Hidalgo me gusta, es muy bonito y muy recomendable para los viajeros. Lo único feo del estado es su capital Pachuca.

Nuevos trayectos: Tlaxcala

Este blog se debería de llamar Proyecto Turismo parte 2 porque se relaciona con mis dos anteriores entradas, pero como ya no voy a continuar narrando el primer trayecto de ese viaje, decidí nombrarlo de otra manera.

En la entrada pasada contaba que habíamos ido mi equipo y yo a cuatro estados de mi país pero lo cierto es que a mí me regresaron a la Ciudad de México llegando a Tijuana debido a que tenía que preparar el resto del proyecto desde la oficina; así que sólo me toco ir a Mexicali y a Tijuana y de allí tome una avión que me regresaría a la CDMX.

Una vez que el trabajo de oficina ya estaba hecho era el momento de continuar con el trayecto de mi equipo. Ahora tocaba Tlaxcala, Hidalgo, Queretaro, Michoacán y Colima. Este recorrido sí lo hice hasta el final.

Y justo como empece este nuevo trayecto voy a empezar contando mi experiencia por Tlaxcala.

Empezamos por por la ciudad de Tlaxcala que es es muy pequeña. El estado en sí es muy pequeño, es de los estados más pequeños que tenemos en México. La ciudad de Tlaxcala no tiene pinta de ciudad, el centro parece un pueblo mágico por qué es muy pintoresco y esta lleno de edificios coloniales y calles peatonales que invitan a hacer el recorrido a pie. Es muy agradable pasear por sus calles y descubrir todo el arte sacro que tiene.

México esta lleno de iglesias, el Centro Histórico de la Ciudad de México tiene una iglesia casi cada tres o cuatro cuadras (aunque ahora muchos de esos edificios ya no funcionan con iglesias), pero Tlaxcala me sorprendió es el estado donde encontré más iglesias y casi todas muy bien conservadas y super interesantes.

La plaza de toros es de lo mas representativo de la ciudad y es la plaza de toros que más me ha gustado a mí de las que conozco. Se llama la Plaza de Toros “El ranchero Aguilar” y es considerada la plaza de toros mas antigua del país. Recibe el nombre de uno de los toreros mas famosos de esa Ciudad y es reconocida por la torre de un convento franciscano que se ubica a un costado y que aparece siempre en todas las fotos de dicha plaza.

Saliendo de la Ciudad nos fuimos a una zona arqueológica llamada Cacaxtla. Según lo que nos explicaron el nombre proviene de cacaxtle y se refieren a los canastos que usaban los mercaderes para transportar su mercancía. El lugar esta muy bien conservado, tanto que se pueden ver los murales casi intactos. Desafortunadamente no nos permitieron tomar tantas fotos de dichos murales y casi todas las que tomamos no las conserve yo.

En el lugar aparecen varios indicios que hacen suponer que los habitantes de la ciudad conocían e intercambiaban productos con los mayas o tal vez que descendieron de estos. La ciudad fue la capital de los Olmecas.

Me pareció curioso encontrar una cruz en la cima de una de las piramides, obvio dicha cruz fue colocada después de la llegada de los españoles por pobladores más actuales de Tlaxcala. Nadie nos contó la historia de dicha cruz

Ya por ultimo visitamos Huamantla que es considerado un “Pueblo Mágico”. Es una ciudad con mucha historia y tradición ya que queda de paso desde el Puerto de Veracruz que es por donde llegaban los españoles a la Ciudad de México. Allí lo principal que vimos, ademas de un centro histórico pintoresco fue las alfombras de flores que son una tradición en el lugar y que se ponen en los patios de las iglesias en las festividades importantes del pueblo. Tambien pudimos comprar artesanías típicas del lugar.

Para ser un estado tan pequeño me pareció muy interesante y pintoresco. Hay tanto que ver (obvio me faltaron cosas) que se necesita por los menos 4 o 5 días para ver todo lo que ofrece.

Proyecto Turismo: Primera parte

Ya extrañaba escribir, me bloqueé en este tiempo aunque tenia en mente como quería esta entrada, no sabia como describir mis experiencias.

Bueno, sin mas que agregar a mi justificación de haber dejado el blog dos meses enteros empezaré.

La primera parte del recorrido que hicimos mi equipo y yo fue hacia el este del País, concretamente a Sonora, Baja California, Baja California Sur y Mazatlan. Son sólo 4 estados pero son de los estados mas grandes del país y por lo tanto tienen muchas zonas ricas en cultura, tradición y lugares pintorescos que a todos nos encanta.

Llegamos al aeropuerto de Hermosillo a medio día y fuimos directo a rentar un auto, fue todo un rollo porque mis tarjetas no pasaban y mi jefe y el productor no podían ocupar las suyas porque las tenían hasta el tope. Por fin paso mi American Express y nos dieron un Tida de Nissan.

Lo primero que hicimos fue ponernos en contacto con la persona de Turismo de Sonora (esto lo recomiendo, aunque no viajen de trabajo para hacer videos de turismo, casi todos los estados de mi país tiene oficinas de turismo en todos los municipios que siempre ayudan y orientan a los viajeros).

Nosotros ya teníamos cita con ellos y nos llevaron al centro de Hermosillo, conocimos su catedral que es la catedral metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción, la plaza bicentenario que es la plaza principal y el palacio municipal. Lo típico que siempre nos enseñan en los recorridos.

Pero ahora tambien nos llevaron al Cerro de la Campana donde pudimos ver unas vistas panorámicas de la ciudad.

Y bueno, para ser honesta Hermosillo no me pareció lo más interesante de Sonora, después parte del equipo se fue a Magdalena de Kino, yo no lo conocí, pero me dijo mi jefe que no estaba tan bonito aunque en sus fotos se veía bastante lindo, (muchas veces las fotos pueden engañar, por eso a mi me gusta ir y conocer por mi misma el lugar).

El productor y yo seguimos hasta Caborca y aqui es donde empieza la verdadera aventura en Sonora. Este es un pueblito localizado a 3 horas y 20 minutos aproximadamente de Hermosillo. El pueblo como tal no lo conocimos, lo que nos interesaba era llegar a una zona que se llama “La proveedora” una antigua mina de cobre que es un lugar donde se encuentran muchos petroglifos que no son otra cosa que arte rupestre de los primeros habitantes de la región.

Entramos guiados por la gente de turismo y por uno de los encargados de cuidar el lugar. Es una zona muy grande y ya era tarde, tomamos algunas fotos y videos pero la luz del sol no ayudo del todo para que lucieran las fotos como se requería porque dicha luz solar pegaba de frente. Así que quedamos de regresar al día siguiente temprano.

Es un lugar maravilloso, con un calor infernal y es tan enorme que uno se puede perder si no va con guías pero disfrute mucho estar allí.

De Caborca nos seguimos a Puerto Peñasco que es uno de los lugares turísticos más desarrollados del Estado según lo que nos dijo la guía de este lugar. Aquí, como en todo Sonora hace mucho calor y la playa da al Golfo de California. Lo menciono porque en el Golfo de California es donde he encontrado las mejores playas de todas las que conozco.

Al día siguiente nos seguimos hacia la Reserva de la Biosfera del Pinacate y el Gran Desierto de Altar. Este lugar yo lo consideré otro de los tesoros del Estado de Sonora, es un lugar mágico y muy hermoso. Sólo tuvimos la oportunidad de estar la mañana allí pero eso me basto para enamorarme del lugar. La inmensidad del desierto me hizo sentir pequeñita e insignificante y al mismo tiempo de alguna madera conectada con todo eso que estaba viendo y sintiendo.

A la entrada del desierto hay un museo que me encanto. No es muy grande pero es bastante ilustrativo y de allí salen algunos tours a la sierra del pinacate. Como siempre, como iba por trabajo no pude hacer el recorrido puesto que no había tanto tiempo.

Aqui termino mi camino por Sonora. Me falto conocer el Alamo que dicen que es el pueblo más bonito que tiene este Estado pero por logistica no nos quedaba en ruta. Tambien nos falto conocer un par de misiones y llegar al Golfo de Santa Clara, espero tener la oportunidad de hacer un nuevo recorrido por este Estado maravilloso.

Caborca

Proyecto Turismo

Hace un año y medio aproximadamente, antes de la pandemia que estamos viviendo y de mi viaje a Jalisco, nos llamaron a mi jefe y a mí para que nos uniéramos a un proyecto por demás interesante. No era el típico proyecto como en los que siempre trabajamos. Esta vez nos llamaron para “vacacionar”. Ibamos con una agenda apretada y con casi todo el equipo de producción con nosotros pero aun así no dejo de ser divertido e interesante y lo mejor nos pagaron por ello.

El proyecto se llamo “Sectur” y era para la Secretaría de Turismo de México. Nuestra misión era contactar a todas las oficinas regionales de Turismo de poco más de 20 estados de la República. Ibamos a recorrer más de 20 estados de 32 que hay en mi país. Lo único malo fue el tiempo, sólo teníamos dos meses para hacer todos los recorridos y capturar lo más bonito de cada región para promocionales que se exhiben ahora por internet y que en su momento se exhibieron en la TV.

Nos dividimos en 4 recorridos y en 2 equipos. A cada equipo le tocaban dos recorridos por la 10 u 12 estados dependiendo el caso.

A nuestro equipo le toco recorrer la parte de los estados que se encuentran con el Océano Pacifico y los estados del Centro. Así que hablaré del recorrido que yo hice.

Hubo algo que no me agrado del todo; justo los estados que me tocaron yo ya los conocía casi todos y los que les toco al otro equipo no conocía casi ninguno. Pero como ya no me podía cambiar lo tome como una nueva exploración por esos lugares aparentemente conocidos y empece a buscar información nueva (por lo menos nueva para mi) para saber a dónde podría ser interesante para ser una atracción turística. Algunos destinos fueron muy obvios y bastante conocidos como Acapulco y otros fueron destinos poco conocidos y explorados como Sonora.

En cada recorrido conocí lugares asombrosos y nuevos para mí y en los lugares que aparentemente ya conocía, redescubrí lugares nuevos que tambien creo que son bastante interesantes. Y como en todo los viajes me tope con varias trampas para turistas.

Y ya que recorrí varios estados de mi país de una manera diferente he decidido contarlo en varios apartados diferentes con fotos.

En este apartado he decidido ahorrarme las fotos para poner un poco mas en las descripciones de los siguientes blogs.

Este fue uno de los mejores proyectos en los que ha trabajado, me dio la oportunidad de aprender mas de la cultura de mi país y divertirme. Lo mejor de todo es que yo no pague por casi nada y qué, además de llevar viáticos, a casi todo entramos gratis, así que lo que no fue gratis nos los pagaba la producción.

Es una gran ventaja trabajar en este tipo de producciones por que no gasto casi nada al momento de viajar, por lo menos por mi país. Y es por eso que viajo tanto dentro de México.

Poder disfrutar de Guadalajara

Hace poco estuve en Guadajajara y aunque no fui de vacaciones tuve un par de días libres para conocerla cómo no lo había hecho en mis anteriores viajes a esta misma ciudad.

Me hospede en el hotel One Centro Histórico. Lo que mas me gusto del hotel fueron las vistas porque queda justo frente a la catedral y a la plaza central, pero es lo único bueno del hotel. El costo no es muy elevado, nosotros pagamos $950 pesos mexicanos por noche por habitación doble. Pero el hotel no es muy limpio (yo le doy un 7 de calificación), ademas de que no cuenta con estacionamiento en el mismo edificio, sino que esta a una cuadra y caminar esa cuadra con maletas, mochila y demás equipaje si resulto un problema.

Después de escribir acerca del hotel, ahora toca escribir que me pareció la ciudad. Yo ya había estado en Guadalajara dos veces antes, pero no había tenido la oportunidad de explorarla ya que sólo me concentraba en el proyecto por el cual estaba allí y aunque si camine por sus calles y probé la comida de algunos de sus restaurantes, no es lo mismo ir de prisa que poder tomarnos el tiempo y observar los detalles de las ciudades a donde uno viaja.

Como ya escribí, me hospedaron en el centro de la ciudad y tuve la oportunidad de entrar a la catedral que para mi gusto no me pareció extraordinaria, por fuera si es bonita pero por dentro no me gusto. Tambien camine por las todas las plazas del centro bastante limpias y bonitas. El Teatro Degollado es un referente de la ciudad y aunque no tuve la oportunidad de entrar si puse atención al exterior y esta increíble. Pero lo que mas me gusto fue el Hospicio Cabañas, tanto por fuera como por dentro es un edificio que evoca al pasado.

Me encanta visitar los museos y los edificios antiguos de las ciudades porque tienen la magia de transportarme a otros tiempos y ha veces parece que estoy lugares lejanos. Me imagino como debió haber sido 100 o 200 años atrás y los personajes ilustres que han estado en esos mismos lugares.

Toda la historia que tienen ese tipo de lugares y como el trabajo y lo acontecido en esos lugares nos ha transformado en lo que somos en la actualidad y nos siguen transformando.

El recorrido que se hace de la Catedral al Hospicio Cabañas es lo que me pareció mas interesante de la Ciudad, las plazas, los templos, un par de edificios y esculturas modernos en conjunto con lo antiguo del lugar realmente lo hace especial a todo ese corredor.

Pero Guadalajara no sólo es historia, al ser la ciudad más poblada del país después de la Ciudad de México, tiene todo lo de una ciudad moderna debe tener, teatros, centros comerciales, cines, espectáculos de clase mundial, etc.

Yo desde niña siempre escuche que en Guadalajara no nos querían a los de la Ciudad de México, incluso había una frase que me contaron que ellos decían y es la siguiente: “Haz patria y mata a un chilango” y puesto a los que somos de la Ciudad de México son a los que nos llaman chilangos es obvio que esa frase se refería nosotros. Ahora dicen que ya han cambiado pero eso que supe de niña me ha impedido ver en su justa dimensión lo grandiosa que puede ser esta Ciudad.

Y aunque sí me gustó, por los prejuicios que tengo no la pude disfrutar tanto. Si regreso algún día, que seguro por mi trabajo si regresaré, haré el esfuerzo de verla con otros ojos.

Isla Cocinas

Ahora que estoy en Punta Perúla Jalisco, los días libres que tengo me dedico a “scoutear”, (scoutear es un termino que los que trabajamos en filmaciones utilizamos para decir buscar algo, en realidad es rastrear en ingles, según el google traductor) los lugares cercanos al pueblo.

Uno de los lugares que conocí hace dos semanas se llama Isla Cocinas, es una isla a media hora de Punta Perula en lancha obviamente. La lancha cobra $1000 pesos o al menos eso me dijeron. Nosotros tuvimos la fortuna de que nos llevara un compañero local que esta trabajando ahora en el proyecto y no nos cobro nada.

La isla es un lugar virgen y no hay nada de nada. Uno tiene que viajar preparado con sombrillas, toallas, comida y todo lo que se piense que se va a ocupar estando en el lugar. Hay que salir muy temprano del Pueblo para conseguir una lancha y un espacio en las playas de la isla ya que no es muy grande y como es un lugar bastante solicitado por los turistas, a medio día se llena.

Cuando llegamos estaba casi vacía la playa, así que pudimos escoger el lugar donde íbamos a estar y extendernos todo lo quisimos. Conforme avanzo el día iba llegando mas y mas gente y nos íbamos apretando más. Fuimos un domingo, así que es un día donde regularmente muchas personas de la cercanía se va a descansar.

El mar es verde turquesa y el agua esta templada, yo diría deliciosa para un día con calor y aqui hace mucho calor casi todos los días. La arena es suave y casi blanca, uno puede recostarse en la arena para tomar el sol comodamente.

Nosotros estuvimos nadando y jugando en el agua casi una hora y media, luego salimos a secarnos y a la 1 de la tarde estábamos yéndonos. La verdad yo me quería quedar más tiempo, no se porque no se pudo.

Pero a cambio de estar en la playa, nuestro amigo nos llevo a dar un pase en lancha por todas las pequeñas islas que estan cercanas y el sólo hecho de ir en la lancha escuchando el sonido del mar, fue suficiente para no extrañar la playa.

Lo mejor de todo es que en nuestro recorrido pudimos ver a una ballenas, nunca me había tocado, ni cuando fui exclusivamente al avistamiento de ballenas en Baja California, mientras estuve trabajando en mi otro proyecto por aquel estado. Recuerdo que no tuvimos suerte y no vimos nada. Y ahora que sólo íbamos a dar un paseo en lancha tuvimos la suerte de verlas. No pude tomar fotos, la verdad me concentre en verlas y vivir la experiencia y no pensé en las fotos.

Ahora pienso que hubiera tomado fotos o video pero si lo hubiera hecho me hubiera perdido el momento y creo que tal vez tenga otra oportunidad de repetirlo y ahora si tomaré fotos.

En general, el recorrido estuvo bonito y la isla si me gusto, fue un buen día de descanso donde terminamos todos morenos y al final nos fuimos a refrescar a la alberca del hotel en donde estamos viviendo.

Fue un gran día y una buena experiencia para contar.