Iniciando de nuevo

Siempre me ha gustado escribir, desde niña recuerdo que escribia mis sueños reales, los que soñaba en la noche y tambien mis otros sueños, los que tenía cuando estaba despierta, mis ilusiones y deseos. Los que no podía o no me atrevía a confesarle a nadie. Era como una forma de desahogo para mí.

Tambien siempre me ha gustado leer, sumergirme en la historia de los autores de blogs o novelas. Creo que soy una buena lectora porque vivo cada cosa que leo.

Cuando decidí empezar a escribir ya siendo adulta fue en un momento de crisis económica y existencial. Hubo un momento de mi vida de adulta que sentí que el mundo se me venia encima, nada me salía bien y mi vida estaba hecha un desastre.

Inicie escribiendo toda mi frustración, todo lo que me molestaba y que no podía controlar y todo lo que molestaba y que sí podía cambiar. Me di cuenta que el vaciar en la computadora todo mis malos sentimientos era una especie de catarsis. Me ayudaba a poner todo en orden y a mirar todo lo que yo consideraba malo desde otra perspectiva. Y eso obviamente me ayudo a superar casi todo lo que no me gustaba y que me agobiaba en esos instantes.

Luego decidí que quería ayudar a otras personas contando mi historia a travez de un personaje que no era precisamente yo pero que obvio se parecía a mí. Empece a escribir una especie de novela pero se daño mi computadora y perdí lo que había escrito (y aunque me acuerdo perfectamente de la historia ya no la quise continuar).

Después empece a escribir otra historia un poco mas amena y basada en una novela que a mi me gusto mucho y leí la primera vez cuando estaba en la prepa “El mundo de Sofía”. Esta historia no la he dejado y aun la sigo escribiendo. Ya llevo tres años trabajando en ella. Sólo que ha veces me cuesta trabajo, me falta inspiración o estoy muy cansada porque he trabajado mucho. En fin aun sigo trabajando en ella y espero ya muy pronto terminarla.

Pero quería mas, el escribir historias, y el escribir todo lo negativo que me pasa para desahogarme no era suficiente para mí. Quería compartir mis experiencias y fue así como decidí comenzar este blog.

Fue como un nuevo comienzo para mí, porque aqui decidí escribir cosas amenas. Aún no me han leído muchos ya que apenas empiezo, pero no quiero que nadie se amargue con mis vivencias. Quiero que si entran a mi blog se sientan bien y pasen un rato ameno, que se diviertan.

Aunque no descarto de repente desahogarme y contar algunas cosas tristes que me han pasado o que me lleguen a pasar. Muchas veces esas experiencias tambien sirven cuando las leemos de otras personas. Nos hace ver las cosas desde otra perspectiva, aprendemos y a pesar que la historia que estamos leyendo no es tan agradable, muchas veces tambien nos hace pasar un buen rato.

Es como cuando vemos una película triste, nos hace reflexionar y aunque sufrimos con la película, nos da una nueva visión para ese problema que posiblemente nos este agobiando.

Yo creo que todo lo que leemos, vemos y escuchamos nos hace aprender algo nuevo. Nunca descarto aprender en cada línea que leo en algún libro o hasta en alguna letra de una canción.

Y ya para terminar por hoy lo que puedo decir es que nunca hay que dejar de aprender, hasta lo cotidiano nos da sorpresas si ponemos atención.

La Ciudad de México para viajeros

La Ciudad de México antes llamada Distrito Federal, es la capital de México y se localiza en el centro del país.

Es el principal centro financiero, social, cultural, académico y de entrenamiento del país. Aqui un viajero o alguien que viva en esta ciudad puede hacer de todo un poco y nunca se aburre. 

Existen diferentes ofertas de hospedaje desde muy económicas hasta las más exclusivas y caras, tambien existen diferentes ofertas gastronómicas de entretenimiento y culturales.

Para la gente que viene a trabajar, puede relajarse en alguno de los bares que existen en la Zona rosa, el Centro o el la Condesa o si tiene algún día de descanso, puede visitar museos o caminar por el Bosque de Chapultepec que es unos de los parques urbanos mas bonitos donde he estado.

Dentro del Bosque de Chapultepec esta el Castillo de Chapultepec que fue residencia de los presidentes de México durante muchos años y al rededor de los años 40 se convirtió en museo, así que tambien lo pueden visitar.

En fin, la Ciudad de México tiene casi todo, lo único que le falta para ser perfecta es tener mar. Pero bueno, esto lo compensa con todo lo que tiene y por supuesto con la calidez de la gente que tiene.

Porque me gusta viajar.

Me gusta viajar por muchas razones:

  • Por conocer otros países, otras culturas y formas de pensar.
  • por escapar de mi cotidianidad y de mi rutina del día a día.
  • Tambien por escapar de la tristeza o de mis problemas (aunque se que al regreso los tengo que volver a enfrentar).
  • Para ser otra persona
  • Para ser mas valiente
  • Para conocer a personas diferentes a mi y a la gente que me rodea.
  • Pero sobre todo para enamorarme.

Me enamora la gente de otros lugares, los olores, los paisajes tanto urbanos como naturales, la arquitectura, el arte y la comida de otras regiones.

Tambien creo que viajo buscando lo que no he encontrado en mi ciudad. Aún no se que es, tal vez sea que quiero encontrar algo o alguien que me ayude a encontrarme (a veces me siento perdida).

Tal vez busco algo o alguien que me haga sentir especial así como soy.

En cada viaje que hago busco mi destino que aún es incierto, a pesar de mi edad (acabo de cumplir 38 años). Aun no me siento 100 % a gusto con lo que soy. Aparentemente tengo todo y mucho mas de lo que mucha gente tiene (por lo menos eso me dice la gente que conozco, que tengo trabajo, casa, comida todos los días) pero yo aun no me siento completa.

Busco un propósito para mi vida, no se si estoy aqui por algo importante o por alguien que me necesita. Hasta ahora no siento que nadie me necesite realmente. Se que nadie es indispensable, pero creo que yo menos que nadie. No soy especial para nadie, ni para mi mamá. Ella tiene a su mamá. Mi abuela aún vive y si ella muere mi mamá tambien, o eso creo yo. Tampoco tengo pareja y si muchos amigos pero ellos al igual que mi mamá tienen sus prioridades.

No se si los viajes me lleven a ese destino que busco o me ayuden a encontrar mi propósito de vida pero estoy segura que me estan acercando.

Creo que lo que me queda es seguir viajando y seguir buscando. Me gusta la idea de que en otro lugar encuentre la razón de porque estoy aqui en este mundo. A lo mejor descubriendo nuevas ideas, nuevas costumbres y viviendo nuevos paisajes encuentre mi razón de ser.

¿Qué tan bueno es viajar en temporada navideña?

Suena lindo pasar navidad en Nueva York para lucir nuestros mejores abrigos de invierno, jugar con la nieve, cantar villancicos y ver Central Park lleno de nieve o para evitar el frío pasar esta temporada en alguna playa paradisiaca del caribe mexicano.
Es genial y creo que si se planea con anticipación y se prepara todo con tiempo puede resultar un viaje de ensueño.

Yo, particularmente no viajo casi nunca en las temporadas navideñas. Prefiero pasar en casa tranquila con mi familia. Sobre todo porque viviendo en la ciudad que vivo, donde siempre existe el caos, en esta temporada la ciudad esta muy tranquila y se disfruta mas. Además que en esta época son mas caros los viajes.

Sin embargo, si he viajado en algunas ocasiones en temporada alta. He vivido aeropuertos llenos con filas enormes para documentar el equipaje, trafico en carretera, quedarme sin hotel (por no planear con anticipación) y mucha gente en los restaurantes, pero bueno, al final siempre es lindo llegar a un lugar nuevo o al menos no tan común en nuestras vidas.

A mi me gusta viajar más en temporada baja, pero si he disfrutado de mis viajes en estas temporadas. Lo que creo es que si queremos viajar en temporadas altas, tenemos que reservar desde meses antes, ahorrar mucho dinero y saber que todo va a ser un poco mas lento y caótico por que las temporadas altas y mas en época navideña es así, o la otra opción es quedarse en casa con la familia a descansar en la comodidad y confianza del hogar.

La lectura en los viajes.

A muchas personas nos encanta leer y viajar y si podemos llevar un buen libro cuando viajamos el viaje se vuelve mas placentero. Aunque no siempre es recomendable llevar un libro en los viajes.

Creo que si vas a un viaje a relajarte, por ejemplo a la playa en donde te puedes acostar en la arena o en un camastro frente al mar o alguna alberca, es una buena idea llevarte un libro, pero si vas a un viaje con la intención de conocer el lugar es mejor que te concentres en conocer el lugar.

En este caso es bueno llevar un libro que hable del lugar, pero mas que para leerlo, para consultarlo.

En los viajes que he hecho con la intención de conocer mi destino no me da tiempo de leer,  ya que salgo desde temprano a recorrer todo lo que mas se pueda del lugar donde estoy y regreso tarde un poco cansada sólo con ganas de tirarme en la cama y dormir.

Pero tambien he hecho viajes donde la intención es descansar y relajarme. En estos viajes si llevo algún libro. A mí me parece la forma mas rica de relajase y descansar en un viaje, además de que si estas en contacto con la naturaleza, por ejemplo un prado verde con un cielo azul, la lectura es mas placentera.

Comenzando mi blog

Estoy empezando este blog. Desde un inicio quise que el tema fueran los viajes, ya que además de que me gusta mucho, he tenido la oportunidad de viajar por varios estados de la República Mexicana y algunas partes del extranjero.

He estado investigando acerca de los blogs de viajes y de blogs en general y la mayoría de los autores aconsejan que escojamos un tema para tratar en todo nuestro blog y tambien que siempre publiquemos el mismo día de la semana.

Sabiendo eso yo elegí el domingo para publicar mis escritos ya que es un día mas tranquilo para mí. A veces sí me toca trabajar pero regularmente acabo más temprano que el resto de los días.

Ayer era mi tercer domingo para publicar en mi blog sin embargo me trabé y no supe que escribir. Tengo varias ideas desde hace semanas pero no supe cómo aterrizarlas. Así que hasta ahora lunes estoy escribiendo.

Supongo que eso les pasa a todo los se dedican a esto. En ocaciones la mente no dá para más. 

Yo creo que en estos casos no debemos forzarnos porque será peor y lo que escribamos o lo que hagamos cuando sufrimos este tipo de bloqueos no va a ser de nuestro gusto.  Es mejor dejarlo para más tarde o incluso para otro día.

Claro que si te estan forzando en tu trabajo o en tu escuela tienes que hacerlo, pero si recomiendo por lo menos tomarse 30 minutos o una hora y casi siempre regresa la inspiración. Mientras, podemos salir a caminar y tal ves imaginar lo que se quiere contar viendo el cielo o escuchando alguna canción de nuestro agrado.

Los viajes de trabajo

Los viajes de trabajo no son muy diferentes a los viajes de placer, por lo menos en mi caso. Yo me dedico a buscar locaciones para comerciales, series de TV, películas etc. Y parte de mi trabajo es buscar locaciones y sacarles fotos, entonces cuando me toca viajar voy viendo las cosas interesantes  del lugar donde estoy, obviamente de acuerdo a lo que me pidan y les tomo fotos. Así que voy tomando fotos de calles interesantes, plazas, sembradíos, playas, etc.

La verdad es que esa parte me encanta; lo que no me gusta es cuándo tengo que tramitar los permisos para que el equipo de producción llegue y podamos filmar sin dificultad.

Cuando voy a filmar en otra lugar me tengo que convertir en local y aprenderme las calles, direcciones de las locaciones, rutas, etc. Los Scouters, que es como nos llaman, nos convertimos en guías de la producción.  

A mí sólo me a tocado viajar dentro de México. Y aunque no conozco todo mi país, si conozco varios rincones que si no trabajara en esto de las locaciones,  jamás se me hubiera ocurrido ir a esos espectaculares lugares. 

Algunas de las mejores fotos de mis viajes de trabajo las público en la parte de abajo.