Fue mágico

Siempre me ha gustado visitar las iglesias, más allá de la religión creo que en ellas he encontrado parte de la identidad de las regiones que he visitado.  Las historias que cuentan las paredes de esos edificios siempre me ha dejado impresionada.

Esta vez nos toco visitar el Monasterio de Poblet en Tarragona España. La guía nos dijo que el monasterio era el panteón real de la corona de Aragón en el siglo XV. Y si, efectivamente vimos las tumbas de algunos reyes de esa época.

Pero nos conto que por allá de 1800 unos bandoleros asaltaron al monasterios robando casi todas las cosas de valor que había. Los ladrones sabían que allí estaban las tumbas de algunos reyes y decidieron abrirlas pensando que iban a encontrar tesoros.

Pero no sólo habían tumbas de reyes.  En el panteón también se habían enterrado algunos frailes y en tumbas un poco menos glamurosas algunos pobladores.

Cuando estos ladrones llegaron e hicieron el saqueo revolvieron los huesos de todas las tumbas.

Así que ahora no se sabe si en las tumbas de los reyes están de verdad los huesos de los auténticos reyes o de los frailes que también estaban enterrados allí.

El monasterio esta hermoso, tiene salones impresionantes como es el antiguo comedor o el claustro.

Poblet

Estuvimos al medio día de un miércoles, éramos los únicos visitantes y nos dejaron solos en la iglesia.  Los otros viajeros se adelantaron con la guía  y yo me quede viendo el altar mayor. Por alguna razón sentí una paz al estar allí. Fue simplemente mágico.

Pero nuestro día tenía que continuar y nos pidieron subir al autobús. Ahora nos iban a llevar a otra iglesia, esta vez en Montserrat.

El macizo de Montserrat es una montaña rocosa que se ubica en Cataluña, al norte de Barcelona. En la parte alta de la montaña se ubica el santuario de los monjes Benedictinos donde obviamente esta la virgen de Montserrat.

Montserrat

El lugar tiene vistas naturales espectaculares y el santuario esta igual de espectacular. La guía nos conto que hay una leyenda que dice que Leonardo Da Vinci visito el lugar y se quedo unos meses. Pero bueno, es sólo una leyenda.

También entramos al museo donde pudimos ver obras de arte de Picasso o Dalí, pero lo que mas me gusto a mi fue la capilla de la virgen que esta en la roca. Se supone que allí se apareció y por eso colocaron su imagen en ese lugar.

Montserrat
Montserrat

Lo peor de mi viaje

Mi siguiente parada la hice Briones, que según lo que nos dijeron es uno de los pueblitos más bonitos de España, sólo que no nos llevaron exactamente al pueblo. Donde hicimos la parada fue en el Museo Vivanco de la Cultura y el Vino, donde nos platicaron un poco de la historia del vino, la historia de la zona y nos explicaron un poco acerca de la elaboración y la vendimia.

Yo la verdad en ese tiempo no era muy fan del vino. He visitado las zonas vinícolas aquí en México (Baja California y Querétaro) y allá también nos llevaron en Oporto a degustar los vinos de la zona.

Y aunque no era fan de vino, (me ha empezado a gustar en tiempos mas recientes) si me gusto esta visita por todo el conocimiento que me aporto. 

Me pasa que al principio en ocasiones no me gusta algo, pero una vez sabiendo la historia y/o el proceso de ese algo me empieza a gustar. Y creo que después de visitar las zonas de vino tanto en México como en la Península Ibérica, me ha empezado a gustar.

Museo de la Cultura y el vino en Vivanco

Continuando con mi camino llegue a Zaragoza. Aquí me paso lo peor de mi viaje, me robaron. En realidad fue un poco mi culpa.

Pero primero quiero escribir acerca de mi experiencia en general dentro de la Ciudad. Fue una de las ciudades que encontré más interesante y podría recomendar a los que me pregunten, que no se la pierdan.

Empezando por la Basílica de la Señora del Pilar que es una joya. La guía nos dijo que era uno de los templos mas venerados de toda España y nos contó de un episodio que ocurrió durante la guerra civil española donde unos bombarderos arrojaron unas bombas en la ciudad dos de las cuales cayeron dentro del templo pero no explotaron.

Obviamente la gente de lo atribuyo a un milagro de la virgen del Pilar. Investigando un poco mas, leí que en realidad no explotaron porque el armamento era viejo y no se arrojaron a la altura adecuada.

Ahora lo que yo recuerdo, es que las bombas permanecen dentro de la Catedral y también los agujeros que dejaron en el techo.

La verdad me gusta mas pensar que si no han explotado y no le paso casi nada al edificio fue por un milagro.

Plaza del nuestra Señora del Pilar

Después de la Catedral nos pasearon por la plaza principal que también se me hace una de las más bonitas del país. Nos mostraron algunos detalles en las construcciones de los edificios que por el estilo se ve que son herencia del paso de la cultura musulmana en la ciudad.

Nos llevaron al Palacio de Aljafería pero no entramos porque había un diplomático extranjero en ese momento y no pudimos entrar. O por lo menos eso nos dijeron. Sólo pudimos verlo por fuera.

Al final nos dieron 2 horas libres y además de comer algo me puse a caminar por la calles cerca de la Basílica del Pilar y fue en este momento es que viví la peor cosa que me paso en el viaje.

Cuando regrese a la plaza y tenía de frente a la Basílica, quise sacar una foto de las cúpulas y una gitana se me acercó y me ofreció leerme la mano. Yo le dije que no pero insistió y luego se unió una compañera suya.

Cuando me iba a agarrar la mano paso una patrulla y las dos se fueron asustadas. Yo me quede porque quería tomar mi foto “ideal”. Cuando estaba enfocando la cámara se me volvieron a acercar las mismas señoras y me volvieron a decirme que me leían la mano.

Volví a decir que no pero ahora una de ellas me agarro una mano y la empezó a ver del lado de la palma  y me empezó a decir algo acerca de mi futuro. Yo le dije “ya basta, no necesito que me leas nada”. Pero ella me dijo que ya había hecho su trabajo y que le debía 20 euros. Recodé que mi abuela me había dicho que ella le tenía miedo a las gitanas porque te podían echar maldiciones.  Y con todo el dolor de mi corazón le di lo que me pidió.

No creo mucho en lo de las supersticiones pero por alguna razón la mirada de una de ellas si me dio miedo y justo en ese momento me llego el recuerdo de mi abue y mejor le di el dinero. Me sentí estafada y robada. Ya se habían alejado de mí y por una foto me quede allí, y ni siquiera me gusto tanto la foto. En fin.

Toda mi experiencia en Zaragoza estuvo fenomenal, excepto por ese episodio.

Basílica de Nuestra Señora del Pilar (foto del «robo»)

Dos ciudades al Norte

Cuando llegue a Santander ya estaba en la mitad de mi viaje por la Península Ibérica, me sentía un poco más confiada y animada por qué en general me la había pasado muy bien. Recuerdo que llegamos un viernes por la tarde y nos dijo la guía que teníamos la tarde libre.

El autobús nos llevaba a nuestros hoteles cuando pasamos a lado de un edificio que yo reconocí como si ya hubiera estado allí. Obvio nunca había estado allí pero me acordaba mucho. Después de mucho pensar recordé dónde lo había visto.

¡Claro! el edificio en cuestión se trataba del Palacio de la Magdalena y fue locación de la serie española “El gran Hotel” que yo había visto años antes.  Para cuando veía la serie yo no sabía que se rodaba en Santander, ni que estuviera rodeada de edificios.

En la historia como la recuerdo es un hotel alejado de todo y que tiene la playa relativamente cerca. Y sí, la playa estaba cerca pero no era un edificio solitario. Se puede decir que estaba en medio de la ciudad.

Me da un poco de risa por que yo busco locaciones en México y sé como los directores nos “engañan” haciendo pensar al espectador que la película se desarrolla en un sitio cuando realmente se esta en otro lugar a veces muy distinto.

En fin, me sorprendió y emociono descubrir una locación de una serie que me gusto mucho.

Lo malo es que no pude hacer una foto del edificio completo, a penas alcance a sacar una foto casi en movimiento mientras estaba en el autobús.

Palacio de la Magdalena

Ya no regrese a verlo por que mi hotel quedaba un poco lejos del Palacio. En ves de eso me fui a caminar por la playa y metí mis pies al mar. En la playa había muy poca gente y en donde yo me senté  había una familia. Los niños estaban jugando en el mar con su papá.

Me dieron ganas de meterme al agua pero no llevaba traje de baño así que sólo metí mis pies pero descubrí que el mar estaba muy frío. Sabía que era el mar del norte pero nunca pensé que estuviera tan frío. Estoy acostumbrada a visitar playas muy calurosas con aguas cálidas (excepto por Tijuana) y al ver a los niños jugando en el agua nunca me imagine que estuvieran tan contentos en el agua tan fría y más que no hacía calor.

Lo único que no me gusto de estar allí es que no me quede más tiempo, sólo estuve esa tarde pero Santander me dejó muchas imágenes en mi cabeza y muchas ganas de volver y explorarlo más.

Santander

La mañana siguiente llegamos a Bilbao, allí nos contaron que la ciudad había sido un importante puerto y luego paso a ser la segunda zona mas industrializada de España después de Barcelona. Por la actividad industrial de la zona, la ría (como llaman el Bilbao al río que lo atraviesa) estaba muy contaminado y la ciudad tenía un aspecto muy diferente al que tiene hoy. Se veía sucia y gris.

Y mientras la industria estaba allí, la gente tenía trabajo y no tenían problema con el aspecto de la ciudad. Pero después de los 80´s la ciudad se empezó  a desindustrializar  y la gente se  estaba quedando sin empleos así que el gobierno de la ciudad se dio a la tarea de convertir la ciudad en una ciudad de servicios y turismo.

Bilbao

Para atraer al turismo se les ocurrió firmar un acuerdo con los directivos de la Fundación Guggenheim y construir un museo de arte contemporáneo en la ciudad y así atraer a viajeros de todo el mundo.

Esto, según nuestro guía, funciono muy bien porque ahora es el museo de la fundación Guggenheim que mas se visita en el mundo y es la joya de la corona del País Vasco.

Guggenheim

El guía nos dio dos horas para visitar el museo o recorrer la ciudad. Yo en ese momento no conocía nada de los museos Guggenheim y tampoco de Bilbao decidí pagar mi boleto de entrada al museo y lo recorrí en una hora.

Guggenhein Bilbao

La verdad es que lo hice a prisa, no me tome el tiempo de explorarlo como me gusta porque también quería conocer un poco de la ciudad. Así que aproveche la media hora que me quedaba para caminar un poco por la ciudad y en ves de sentarme a comer, sólo me compre un sándwich y un jugo o como dicen allí un zumo de naranja.

Me gusto mucho conocer el museo y también me gusto escuchar a muchos empleados del museo hablando Euskera.  Mi comida no me gustaron tanto pero no gaste mucho dinero y además ahorre tiempo al no tener que sentarme en un restaurante y esperar a que me atiendan y el tiempo lo aproveche en caminar un poco por las calles de Bilbao.

Guggenheim Bilbao
Bilbao
#simancaslopez
#simancaslopez

Subí a una montaña, me interne en una falsa cueva y llegue a un lugar que prometía mar.

Siempre que pensaba en España, pensaba en las ciudades de  Madrid, Barcelona o Sevilla. Pero nunca había pensado en las maravillas naturales que tiene este país.

Yo estoy acostumbrada por mi trabajo, a visitar en México diferentes lugares con un ecosistema muy variado y con paisajes naturales increíbles. Y aunque sé que en otros países también puedo encontrar lugares alucinantes, creí que lo natural  lo iba a encontrar en Asia, Centro América o Sur América. Por alguna razón siempre que pensaba en Europa, pensaba en ciudades.

Cuando hice este viaje, uno de los puntos a los que nos llevaron, fue uno de los lugares mas bonitos que he visto y no precisamente era una ciudad, ese lugar es Santuario de la Covadonga.

Recuerdo que iba subiendo al santuario para visitar a la gruta de la Virgen y fue alucinante ver esas montañas majestuosas  de la que esta rodeado dicho santuario.

Cuando llegue arriba fui a ver a la “Virgen de la Covadonga”. No había mucha gente, así que eso me ayudo  poder tener fotos más de cerca de la virgen.

Nos hablaron de Don Pelayo  que fue el primer rey de Asturias y allí tiene una estatua.

Además pude ver la primera basílica rodeada por naturaleza, la Basílica de Santa María la Real de Covadonga.

Yo soy católica y me gustaría hacer un viaje religioso, pero aunque este lugar tiene una basílica y una virgen; lo más impresionante es la naturaleza que rodea a este lugar, sin duda creí en ese momento que Dios es naturaleza.

La Virgen de la Covadonga
Basilica de la Covadonga
Don Pelayo
Basílica de la Covadonga

Cuando nos alejamos de Asturias, al primer lugar que nos llevaron fue al museo de Altamira.

No pudimos entrar a la verdadera cuevas, porque nos explicaron qué debido a que en un tiempo tuvo muchos visitantes las pinturas rupestres se estaban desgastando y los expertos temían que se dañaran.

Así que crearon un museo con una replica exacta para que los viajeros pudiéramos visitar y conocer la historia de las cuevas de Altamira y por supuesto de otros lugares en el mundo donde también se han encontrado otra pinturas rupestres.

Las pinturas rupestres de la cueva de Altamira se le conoce como la “Capilla sixtina» de las pinturas rupestres.

Desde niña, recuerdo que vi un documental acerca de esta cueva y siempre tuve la intención de visitarla, así que cuando vi que el lugar formaba parte del recorrido me emocione mucho, pero fue un poco decepcionante cuando sólo pude visitar el museo.

Y me gustó mucho el museo pero siempre había tenido  la idea de que conocer los lugares originales suele ser más emocionante. Pero entiendo que es más importante preservar los legados que nos han dejado nuestros antepasados a lo largo de la humanidad.

Recuerdo que salimos de Altamira justo a tiempo, porque cuando nos íbamos subiendo al autobús iban llegando 3 autobuses con más visitantes. Así que creo que lo mejor es llegar temprano para poder disfrutar mas de lo que te ofrece el museo.

Museo de Altamira
Altamira
Altamira

Por la tarde nos llevaron a Santillana del Mar, que es un pueblo ubicado en Cantabria muy cerca de la cueva de Altamira. Es considerado uno de los pueblos medievales más bonitos de España.

La guía del autobús nos comento que es uno de los lugares de mayor valor artístico – histórico de España y que le llaman “la villa de las tres mentiras”, por qué no es santa, ni llana, ni tiene mar.

Cuando caminaba por por sus calles empedradas me imagine cómo fue la vida en el pasado en ese lugar. Si las paredes de sus edificios hablaran, cuantas historias nos pudieran contar.

Yo creo que es lo que más me gusta de viajar, imaginar cómo ha sido la vida en aquellos lugares que visito.

Santillana del Mar
Santillana del Mar
Santillana del Mar

León y Oviedo.

Cuando compre mi viaje en la Ciudad de México no puse mucha atención al itinerario que me dieron en la agencia de viajes. No investigue casi nada de los lugares que iba a visitar. De algunas ciudades sabía algunas cosas y había visto fotos pero de otras no. Este es el caso de León y Oviedo.

Cuando estábamos camino a la ciudad la guía del autobús nos dijo que la catedral que estábamos a punto de conocer era especial porque junto con la de Reims de Francia eran las únicas que conservan los vitrales originales desde su construcción. Después leí que sí ha habido algunos cambios en ambas catedrales. Pero sean originales o no son una maravilla, por lo menos los de la Catedral de León que son los que conocí.

Cuando llegamos a la ciudad el camión se estaciono justo en frente a la catedral, la guía nos aconsejo entrar porque según ella era una de las catedrales más bonitas de España. Y la verdad no sé si es una de las más bonitas porque no conocí tantas  pero si es un edificio majestuoso.  No sólo por sus vitrales que sí son hermosos sino todo el conjunto esta hermoso.

Catedral de León
Catedral de León

Para entrar me cobraron 5 euros (no se si aún tenga ese precio), y me dieron un audio guía donde nos explicaban los estilos de construcción del edificio y su historia. Nunca había pagado por entrar a una catedral hasta ese momento pero valió mucho la pena.

Catedral de León

Después, siguiendo el consejo de la guía del autobús camine hasta encontrar el Museo Casa Botines, que según lo que nos explicaron es uno de los pocos edificios que Gaudí construyo fuera de Barcelona.

Y como es de esperarse de una de las obras de Gaudí, el edificio esta espectacular por fuera. Por dentro no se porque no pude entrar. Justo llegue a las 4 de la tarde y a esa hora cerraban el museo. Tal vez si no me hubiera tardado tanto en la catedral hubiera podido entrar pero en los viajes a veces así es. Pierdes unas cosas pero ganas otras.

Como no pude entrar a la museo de los Botines me regrese a la plaza principal y luego decidí comer en un restaurante que estaba allí mismo. Mientras esperaba mi comida se acerco una chica que había estado viajando en el mismo autobús que yo y se quiso sentar conmigo. El único problema es que era brasileña y no hablaba español así que no nos entendimos muy bien.

Había compartido la habitación del hotel cuando estuvimos en Oporto Portugal, pero como yo estaba enferma y llegue a dormir ni siquiera le preste atención. Fue un momento peculiar, porque no nos entendíamos casi nada.

En fin, es lo divertido de los viajes. Creo que me lleve mejor con los brasileños que con los otros viajeros del autobús que si hablaban español.

Después de León nos llevaron a Oviedo y me enamore de la ciudad. El guía nos llevo por la plaza principal explicándonos la historia y otros datos curiosos de la Ciudad. Por ejemplo nos dijo que es una de las ciudades de mayor poder adquisitivo en España y que se había vuelto famosa en los últimos tiempos por que de allí es la actual Reina de España.

Estuvimos afuera de la catedral de Oviedo pero por seguir al guía ya no regrese y no entre. En ese momento no sabía que adentro esta una de las reliquias mas famosas de la cristiandad, «el manto de Oviedo». Hubiera querido conocerlo pero por no estudiar antes del viaje los lugares a donde iba nunca supe de lo que me perdía hasta después.

Nos aconsejo que no nos perdiéramos de la sidra  que según él, es la bebida típica de la ciudad. Yo le hice caso y me compre un par de copas de dicha bebida, no estuvo muy barata pero sí muy buena.

El guía nos dejo en una de las calles del centro y nos indico el camino a nuestro hotel. Por la calle que nos recomendó que camináramos encontré una serie de esculturas que la verdad me gustaron mucho. Se me hicieron como si estuviera viendo cuadros de Botero. Nos dijo quién era el artista pero no me acuerdo y no encontré información en internet de dichas obras. No sé si aún continúan allí.

Oviedo

También nos hablo de una iglesia que quedaba a la mitad del camino entre el punto que nos dejo y el hotel. Nos dijo que era gratis y que era una de las mas antiguas y hermosas de la ciudad.

Como casi siempre seguía los consejos de los guías, cuando la encontré me metí para conocerla. La verdad sí fue un buen consejo porque efectivamente la iglesia esta hermosa.

Oviedo
Oviedo

Después llegue al hotel y cuando estaba en mi cuarto sola me sentía súper mal,  hable a la asistencia medica de mi tarjeta de American express pero me dijeron que sólo tenían médicos en Madrid y que si yo podía viajar a Madrid, cosa que era imposible.

Afortunadamente mi tío que es medico me mando unos medicamentos que podía conseguir allá y que me iban a ayudar. Así que salí de noche  en una ciudad que no conocía a buscar una farmacia. Casi todo estaba cerrado, después de preguntar a la poca gente que había en la calle llegue a una farmacia. Compre los medicamentos y me regresé.

Sólo que ahora no encontraba el camino hacia el hotel, me costo un poco de trabajo regresar. Es uno de los contras de viajar sola. Pero aprendí.

Siguiendo por el norte de España.

Y siguiendo por Galicia a donde nos llevaron primero fue a Vigo comer mejillones y vino. Nos subieron en una embarcación y nos llevaron a recorrer la costa gallega. Yo no había comido bien los últimos 3 días debido a que no había tenido mucha hambre, así que fue el primer día del viaje que comí mucho.

Recuerdo que nos pidieron que nos sentáramos donde quisiéramos, pero yo viajaba sola entonces me senté en la primera mesa que vi vacía luego se sentaron conmigo una señora de Brasil que venía viajando con su mamá y habían estado en el mismo recorrido que yo desde Madrid así que ya las ubicaba.

Fueron muy amables y me preguntaron muchas cosas que yo no entendí porque me hablaban en portugués, yo les contestaba en español lo poco que entendía y ellas tampoco entendía mi español.  Después me volvería a pasar con otra pasajera que también venía de Brasil.

Los mejillones y las sardinas que nos dieron estaban deliciosos y yo me termine sola dos platos (moría de hambre). El vino lo cambie por una jugo de uva ya que no soy muy afecta a beber alcohol. 

Cuando bajamos de la embarcación nos llevaron al centro y nos dieron una hora libre para comer, obvio yo estaba súper llena  así que me fui a caminar por las calles de la plaza principal y saque algunas fotos pero la verdad no nos dieron mayores datos de la ciudad. Me hubiera gustado que nos platicaran un poco más de la historia de la ciudad como con los anteriores lugares que visitamos.

Viendo el mapa, no me había percatado que Vigo esta más cerca de Braga que Santiago de Compostela, no se porque nos llevaron primero a Santiago y luego nos regresaron a Vigo. La verdad es que cuando estuve allá no me di cuenta.

Siguiendo con el recorrido ahora nos llevaron a Lugo, otra ciudad de la provincia de Galicia. Esta ciudad es de origen romano y de hecho una de las principales atracciones de la ciudad es su muralla romana que según lo que he leído, es única ya que conserva todo su perímetro y por lo tanto la declararon Patrimonio de la Humanidad.

En la zona se han encontrado muchas piezas arqueológicas que están todas en el museo dedicado a preservarlas. Yo llegue con el grupo muy temprano, a las 8 de la mañana y el museo estaba cerrado, así que me quede con las ganas de entrar a dicho museo. Lo que sí pude hacer fue subir a la muralla y recorrerla. Me di cuenta que la gente de la ciudad la utiliza como un circuito para correr.

El estar caminando por un pedazo de la historia tan relevante me hizo muy feliz. Mi sueño dorado es ir a Italia y ver y vivir de cerca la historia romana y hasta la fecha, ese momento fue lo mas cerca que he estado de los romanos y fue muy emocionante para mí.

Ese mismo día por la tarde nos levaron a una aldea “Celta” que se llama el Cebrero. La guía del recorrido nos había dicho que era una aldea celta y que era una de las mas antiguas de la región por que existía antes de que los romanos fundarán Lugo, pero según lo que investigue después, la aldea fue fundada en el 800 D.C.  También investigue que al parecer era un lugar santo y fue un punto importante en el camino de Santiago.

Como sea, la aldea muy bonita y esta sobre lo alto de un cerro, los paisajes son espectaculares y recorrer las pocas calles me hicieron sentir como en un cuento de hadas, de esos que tienen príncipes y princesas  y donde la princesa le gusta pasear por la aldea de los campesinos. Claro que yo no me sentí la princesa, si no una de las campesinas y que en cualquier momento iban a aparecer estos personajes de cuento y yo les iba a saludar con una reverencia.

Dos países en uno.

Siguiendo con la ruta del tour que contrate, ahora nos llevaron a Braga una ciudad al norte de Portugal casi con la frontera de España. En realidad no conocí toda la ciudad completa, sólo nos llevaron al centro y a Bom Jesus do Monte.

Braga

Cuando llegamos nos dijeron que si preferíamos subir a la iglesia por las escaleras o por el funicular, obvio fue broma porque para llegar a la cima hay que subir mas de 17 tramos de escalera, y con mi condición física y que aún no estaba del todo bien del resfriado, no lo hubiera logrado. En fin, nos subieron por el funicular, que por cierto nos comentaron que era el mas antiguo de la península Ibérica ya que fue inaugurado en año de 1882.

Bom Jesus du Monte

Era domingo, y yo creo que por esta razón estaba lleno el recinto de feligreses. Aunque también había mucha gente que sólo iba a hacer ejercicio y subía todas las escaleras. Aún lo recuerdo y yo me asombro de estas personas ya que yo sólo bajando las escaleras me canse; mis respetos para esas personas por su buena condición física.

La iglesia estaba tan llena de gente que entre un momento y me salí muy rápido, no la pude apreciar en su totalidad. Pero lo que si realmente me encanto fue el exterior del edificio y su escalera gigante. Yo baje hasta la calle y recuerdo que en varios descansos de la escalera hay unas tipo celdas donde adentro hay algunas figuras de santos. Eso se me hizo un poco de película de miedo por que las celdas son muy obscuras y a penas se alcanzaba a ver la imagen del santo que habita adentro.

Bom Jesus do Monte

Continuando nuestro camino y antes de volver a cruzar la frontera con España, nos llevaron a un viñedo muy cerca de la ciudad donde nos dieron una degustación de los vinos que tenían allí y del proceso artesanal para fabricar los vinos de la región, yo no tome y tampoco compre porque además de que estaba enferma y no me sabía bien la comida ni la bebida, pensé que no me los iban a dejar pasar en la aduana. Francamente no disfrute de esta visita y me estaba durmiendo.

Y aunque sólo conocí dos ciudades de Portugal me gusto haber pasado por allí. Me sentí en confianza a pesar de no hablar el mismo idioma y me trataron muy bien las pocas personas con las que conviví, de hecho de todos los guías que me tocaron, el que estuvo con nosotros en Portugal fue el que mas me gusto.  La manera de presentarnos su país se  me hizo muy amena y él fue muy amable.

Después seguimos a Santiago de Compostela; no recuerdo cuando atravesamos de nuevo la frontera, sólo recuerdo cuando llegamos a la ciudad y me encanto. Pero bueno, apenas iba empezando y sabía que tal vez iba a conocer ciudades y pueblos mas hermosos. Cuando termine mi recorrido descubrí que este fue de los que mas me gustaron.

Santiago de Compostela tiene una magia muy particular; yo soy católica, sin embargo no fui allí por la religión, pero se que el lugar probablemente no existiría sin la religión católica. Allí nos dijeron que la ciudad tiene una “parte de mentira” por que casi todos los edificio son auténticos pero al fondo de la plaza que esta a lado de la iglesia principal hay un edificio que nos dijeron que es de utilería por que el espacio se veía pelón y por eso lo pusieron. Pero aún así el pueblo esta súper bonito y lo que aprendí estando en ese sitio es invaluable. Lo que nos dijeron, por ejemplo es que en la edad media encendía unos cirios gigantes para que disimulara la peste de la gente que en entraba a la iglesia, pero que ya no los ocupan para eso, sin embargo aún persiste la tradición de encender un cirio gigante y balancearlo con una cadena por arriba de las personas.

Al fondo la fachada falsa de la plaza de Santiago.
Santiago de Compostela (desde mi Instagram @simancaslopez)

En la Catedral de Santiago esta la estatua del apóstol al que se puede abrazar, según lo que nos dijeron las personas locales trae buena suerte y prosperidad. Pero como era domingo y verano, había mucha gente formada para abrazarlo y aunque pude formarme, preferí explorar mas la plaza y hacer unas compras. Al final, una par de señoras que venían en el camión con el tour nos comentaron que se formaron pero no había podido llegar abrazarlo ya que nos llamaron los guías y se tuvieron que salir de la fila.

Santiago de Compostela

De Santiago seguimos a Galicia pero como a esta zona la empezamos a recorrer al día siguiente, contaré mi experiencia en Galicia en la siguiente publicación.

España y Portugal, un día de recorrido

Hace 4 años que viaje a Europa y aun los recuerdos me hacen revivir lo que disfrute y aprendí allá. Mi primer día, como lo conté en la publicación pasada llegue a Madrid, pero estaba un poco enferma de gripa y dolor de cabeza y al día siguiente mi salud no había mejorado. Me seguía sintiendo mal pero estaba en Europa por primera vez en mi vida y no me quería perder la experiencia que por tanto tiempo había querido vivir.

Me levante y espere a que llegaran por mi los del tour que había contratado. No tardaron mucho y me subieron a un autobús. Ya que yo viajaba sola, me dirigí a una fila de asientos vacíos del transporte pero ya cuando yo ya estaba instalada en mi asiento pegado a la ventana y mi mochila encima del asiento de alado, se subió una pareja de adultos mayores y como no encontraron dos lugares juntos donde sentarse, la guía del tour mencionó a los únicos pasajeros que viajábamos solos. Por su puesto nos pidieron que nos sentarnos juntos.

Así fue como conocí a “mi amigo colombiano” que la verdad no recuerdo su nombre, pero me cayo muy bien. Al principio él venía durmiendo. Claro me saludo y luego se durmió recargado en el asiento. A mí también me dio sueño pero no pude dormir y ya que venía del lado de la ventana decidí admirar el paisaje.

Llegamos a Ávila, no entramos a la ciudad sólo vimos la muralla y nos contaron un poco de su historia. El lugar exacto donde paramos fue en un lugar que se conoce como “Los cuatro postes”; es un lugar de peregrinaje religioso, se supone que de ese lugar Teresa de Jesús y su hermano planearon viajar a tierras de infieles para morir martirizados.

Allí sólo conocimos “Los cuatro postes” y vimos de lejos la Ciudad de Ávila, tomamos un refrigerio en una tienda que estaba justo en frente cruzando la carretera y continuamos a Ciudad Rodrigo.

Avila
Los cuatro postes

Cuando íbamos camino a dicha ciudad la guía nos iba contando acerca de la historia de Ciudad Rodrigo en portugués y español, ya que la mitad del autobús venían viajeros brasileños.

Nos contaron de un curioso museo dedicado a los escusados. El museo “del orinal” es un lugar donde se exhiben los diferentes recipientes que se han ocupado a lo largo de la historia de la región para que la gente haga “sus necesidades”. Me pareció chistoso este museo porque muestran la diferentes piezas artesanales que mas que recipientes para hacer “las necesidades” parecen recipientes de cocina, de hecho muchas de las piezas eran mas bonitas de las que tengo en mi cocina. Lastima que no nos permitieron tomar fotos.

También conocimos la plaza de La Ciudad, la iglesia principal y luego comimos. Yo volví a comer una tortilla española deliciosa y luego continuamos a Portugal. Cuando cruzamos de la frontera quise ver cómo era el límite ente España y Portugal y la verdad, aunque no nos detuvo ningún reten aduanal, si detuvieron al chofer para preguntarle algo. La guía dijo que todo estaba bien y continuamos.

Ciudad Rodrigo
Ciudad Rodrigo
Ciudad Rodrigo

Nos dirigimos a Oporto, cuando llegamos yo me sentía muy mal, me dolía todo el cuerpo y me moría de frío a la vez que estaba que el sol me quemaba ya que era un día bastante soleado.  No disfrute tanto ese día y la verdad ni puse mucha atención a lo que nos explicaba el guía. Un chico portugués que hablaba 4 idiomas según nos contó.

Mi segunda impresión de Portugal fue cuando entre a la ciudad de Oporto y vi a un costado de la carretera el río  Duero y los impresionantes puentes que cruzan el río. Luego llegamos al centro de la ciudad, allí nos dejaron una hora libre para ir de compras.

Oporto (foto sacada de mi Instagram @simancaslopez)

La verdad para ese momento pese a que me sentía mal me obligue de nuevo a bajar del autobús y comprar recuerdos para la familia y amigos.  Estando en centro nos reunieron para mostrarnos las fachadas típicas de la ciudad que le dan un toque especial a este lugar. También vimos la Catedral y la torre de los Clérigos, por su puesto no falto la visita al la librería Lello. De esta última nos contó el guía que nadie la visitaba hasta que corrió el rumor que en ella se inspiro JK Rowling para describir la escuela de Hogwarts. Aunque después leí que la misma autora lo negó.

Quise entrar a la librería pero había una fila enorme para entrar y elegí conocer los demás edificios antes mencionados. Hubiera querido entrar pero no me arrepiento porque así conocí un poco más de Oporto.

Libreria Lello
Oporto
Fachadas de Oporto

Al final del día llegamos al hotel. Fue el tiempo de despedirme de “mi amigo colombiano”.  Él seguía a Lisboa y yo iba a Braga.

Aunque sólo hablamos por un día aprendí y comprendí mas de Colombia y Perú que en todos los libros y documentales que he visto y leído. Y digo Perú porque él vivía allí (a lo mejor aun vive).

Si algún día lee esto, me encanto conocerlo. Y ojalá que algún día este en Colombia o Perú.

Mi primer viaje a Europa

Hace 3 años estuve por Europa y me enfoque en un país que me encanto conocer y lo recorrería mil veces más, España. Aunque en el viaje y por la ruta que llevaba el tour que contrátate me metió un poco a Portugal.

Siempre tuve claro que a España le quería dedicar un viaje completo y no recorrer muchos países como la mayoría de la gente que visita Europa desde otros continentes lo hace. Después de la grata experiencia que me dejo este viaje, estoy segura que le quiero dedicar un viaje a cada país.  Se que es caro pero espero algún día lograrlo.

Escogí España para empezar por Europa obviamente por el idioma y por que sentí que son más como nosotros los latinos. Bueno, no por nada somos una mezcla de los españoles que vinieron a poblar estas tierras en el pasado.

Cuando subí al avión tenia mucha ilusión pero ya no sentía el miedo que sentí cuando salí al extranjero por primera vez. Por alguna razón sentí que me iba a ir bien en mi recorrido y así fue.

En aquel viaje contrate un tour que me iba a llevar a todo el norte de España, incluyendo dos ciudades de Portugal. Pero aunque el tour contaba con visitas guiadas, cuando llegue a Madrid me dejaron la tarde libre y yo pude recorrer la ciudad sola.

Recuerdo que me contagie en el avión y llegue con mucha gripa y dolor de cuerpo al hotel pero como era mi primer día en Europa y en Madrid pensé que tenía que aguantarme y salir a pasear. Así que deje mis cosas en mi habitación del hotel y me salí a recorrer las calles.

Hacia mucho calor, el sol estaba a todo lo que daba y yo tenía un poco de calentura y además me dolía la cabeza, recuerdo que camine y camine y no llegaba a la plaza de la puerta del sol que era lo que más quería conocer. El hotel donde me hospede no quedaba en el centro aun que si estaba cerca.

Me dijeron en el hotel que podía tomar el metro ya que la entrada a una estación estaba justo saliendo del lobby y el centro estaba a 4 estaciones de allí, pero preferí caminar.  Después me arrepentí por que caminando no estaba tan cerca y luego que me sentía mal me canse muy rápido. A la mitad del camino pedí un taxi y por fin me llevaron a la Plaza  de la puerta del sol.

Y aunque cuando caminaba hacia el centro me empecé a dar una idea de cómo era la ciudad, mi primera impresión real la tuve en esa plaza. Llegando lo primero que vi fue la estatua ecuestre de Carlos III pero lo que mas me llamo la atención fue que  estaba llena de gente, con mucha vida, muchos locales que vendían ropa o eran restaurantes, además había grandes anuncios luminosos de publicidad. ¡Me encanto! 

Puerta del Sol Madrid

Empecé a caminar más por diferentes calles y al igual que la Puerta del Sol quede gratamente sorprendida por  arquitectura de los lugares que iba descubriendo a mi paso y bueno, cuando llegue llegué a la Gran Vía la reconocí, nunca había estado allí pero mi mamá y mi abuelita me platicaban todo el tiempo de sus viajes a España y una de las cosas que mas les gustaba era esa avenida. Así que al verla me quedo claro dónde estaba.

La Gran Vía

 Allí me metí a un almacén donde los vendedores eran chinos y me atendieron súper bien. Son los mejores vendedores que he conocido porque a parte de amables me mostraban todo lo que necesitaba saber y me ofrecían mas cosas pero lo hacían de una manera que no me sentía acosada ni obligada a comprar, pero sin embrago te invitaban a comprar mas y mas. Recuerdo que les compre muchas cosas.  Luego me arrepentí un poco porque gaste demasiado en esa tienda.

Luego descubrí varios almacenes del la gran vía que eran atendidos por chinos. La verdad me agrado ver eso en Madrid. Sabía que había en Madrid una comunidad grande procedente del país asiático porque lo vi en un documental, pero nunca pensé en verlo en vivo.

Siguiendo mi camino tome un autobús que nos  llevo a los puntos mas emblemáticos de la ciudad como la puerta de Alcalá, el Estadio Santiago Bernabeu, la Fuente de Cibeles o la Plaza Mayor.

La puerta de Alacalá

Esta última también la recorrí a pie y recuerdo que ya estaba obscureciendo y me pareció increíble que vi la plaza con tanta vida y muchas luces encendidas. El contraste del azul del cielo que era un poco mas azul rey que azul cielo y el color de los edificios de la plaza Mayor.

La Plaza Mayor

Comí-cene porque ya era de noche en un restaurancito que tenia mesas en la calle justo frente del mercado de San Miguel, una tortilla española y una Coca-Cola. La comida no estuvo tan buena pero lo que me compre en el mercado y me lleve al hotel y estuvo bastante rico.  Me gusto el mercado, me recordó a algunos mercados que han estado surgiendo en la ciudad de México de unos años para acá como el Mercado Roma.

Mi primera parada por España fue mejor de lo que imagine, así que quería conocer más.

Al final de este viaje, después de recorrer varias ciudades como Barcelona, Valencia u Oviedo llegue de nuevo a Madrid pero ya no pude ver casi nada de Madrid. Los de la agencia pasaron por mi a las 11 de la mañana para llevarme al aeropuerto y bueno, por mas que me levante temprano no pude explorar mas la ciudad.

Me encantaría regresar con más tiempo. Y aunque es más difícil regresar a Europa por el costo, la lejanía y ahora lo de la pandemia, ojala que pronto pueda estar por ese país donde me sentí como en casa.

Me cortaron

Hace poco escribí que estaba trabajando en Quintana Roo, México en un sitio llamado Puerto aventuras y que tuve la oportunidad de conocer este lugar maravilloso y además un par de cenotes del área.

Ese lugar realmente es fascinante y lo que aprendí estando allí tambien, pero mi aventura se termino. Por primera vez en casi 17 años trabajando como scouter me cortaron y ya no estoy trabajando en el proyecto.

Cuando nos dijeron a mi jefe y a mí que terminábamos la semana y nos íbamos, mi primera reacción fue buena, de hecho me alegre porque lo primero que pensé es: «voy a descansar». El proyecto era bastante demandante y había mucho trabajo que hacer. Yo como casi siempre, di lo mejor de mí y mas.

Trabajé de lunes a domingo y de lunes a sábado mis jornadas laborales eran de mas de 10 horas así que, en vez de enojarme o deprimirme mi reacción fue de alivio y de que me habían quitado un peso de encima. Todavía me fui a sentar con mi jefe a platicar de lo que nos acababa de suceder y él sí se veía triste y en shock, nunca le había pasado. Yo lo trate de consolar diciendo que ya por fin descasaríamos y que a demás iban a venir nuevos y tal vez mejores proyectos.

Pero al llegar a mi habitación me di realmente cuenta de lo que estaba pasando. Me habían corrido o cortado, que es lo mismo. ¿Hicimos algo mal?

Para el productor «gringo» si, él fue quien ordeno a los productores mexicanos que nos cortaran y es el jefe de todo el proyecto. Para los productores mexicanos no.

Según ellos, nosotros hicimos un buen trabajo y nos dijeron que el señor productor es una persona muy difícil y que no quiere entender muchas cosas y es de las personas que nadie le da gusto con nada.

Esa noche, justo hace una semana, no pude dormir pensando en lo que acababa de pasar y fue entonces cuando me empece a sentir mal yo tambien. Más que nada me dolió mi ego y el dinero que iba a dejar de recibir cada semana, ya que era un muy buen sueldo.

Después me puse a recordar dónde había fallado y recordé que la productora menciono que le dijo el «gringo» que yo sólo me la pasaba en mi teléfono celular. Bueno, respecto a eso como la productora le menciono al «gringo», el celular es mi herramienta de trabajo, traigo la oficina en este aparato y me sirve para hacer muchas cosas de trabajo. Seguramente muchas de las veces cuando me vio metida en mi teléfono, estaba escribiendo algún mensaje a mis contactos en las locaciones o arreglando alguna cosa con Contabilidad, en fin.

Tambien mencionaron los productores mexicanos que el «gringo» dijo que él tenia que arreglar todo lo malo de las negociaciones con las locaciones, cuando al final de cuentas quedaba igual la negociación que él hacia después de la de nosotros.

En una locación «X» no nos dejaban filmar unas escenas por reglas de la misma locación, así que nos pidieron cambiar el guión para poder filmar en dicha locación o no nos daban permiso de trabajar en sus instalaciones.

Nosotros intentamos convencer a la chica encargada de la locación que nos dejara trabajar con el guion cómo estaba y pagarle un poco más pero ella dijo que por ningún motivo iba a dejarnos filmar como estaba el guión.

Le informamos a la producción lo que estaba pasando en esta locación y obviamente el productor «gringo» se enojo y pidió hablar directo con nuestro contacto, así que le dimos los datos para que hablara con ella.

Después de la platica el «gringo» mando un correo electrónico diciendo que había tenido una plática muy constructiva con la chica y que ya estaba arreglado el asunto. Qué se iba a cambiar el guión para poder filmar en la locación «X».

Total que el «gringo» sintió que arreglo la negociación con la locación «X» cuando al final quedo igual a como estaba nuestra negociación.

Y como en la locación «X», paso en casi todas las locaciones lo mismo.

Al final me quedo con un sabor de boca amargo. Esta persona es la clásica persona que no quiere escuchar a nadie y que no entiende de razones, además de que piensa que las otras personas no servimos y que él tiene que venir a salvarnos siempre.

Yo acepto que no soy perfecta y que seguro tuve errores pero lo que me hizo sentir este señor al decir que no hacíamos bien nuestro trabajo fue duro.

El viernes pasado nos enteramos que renuncio uno de los productores de México por qué ya no lo aguantaba y que se habían peleado muy fuerte. Además que el gerente de producción ya tambien estaba muy cansado de las actitudes de este señor.

Con este tipo de personas no vale la pena trabajar y aunque me dolió salir de la serie, es mejor que nos haya sacado de este proyecto y estar un poco más tranquila ya en casa.

Sólo espero que vengan mejores proyectos y con productores más sensatos y amables.