Un viaje largo a Jalisco

La primera vez que vine a esta zona del Estado de Jalisco hicimos 11 horas en auto. Obvio nos fuimos parando a desayunar en el Estado de México en un pueblo que se llama Atlacomulco y luego hasta Colima.

Ese día conocí Comala en Colima que apenas lo estaban promocionando para que se convirtiera en pueblo mágico. Después, cuando regrese 7 años mas tarde supe que lo consiguieron. Tambien conocí por primera vez Jalisco, aunque no Guadalajara, sólo estuvimos en la zona conocida como “La costalegre”

Recuerdo muy bien que llegamos a Barra de Navidad casi a las 11 de la noche, estaba muy cansada, hacia mucho calor a pesar de que ya era de noche. El coche de mi jefe es un Jeep que no tenia calefacción, a pesar de no ser tan viejo.

Al día siguiente rentamos una lancha y nos dirigimos a buscar playas. En esta zona casi todas las playas las hacen privadas. Se supone que las playas son zona federal y que cualquiera podríamos entrar y hacer uso de ellas, pero no hay por donde entrar por tierra, hay muy pocos accesos a playas en esta zona entonces la forma más fácil de conocerlas en esta región es por lancha.

Nos bajamos en algunas y les pudimos hacer fotos pero en una playa nos salieron dos perros de ataque y la verdad si nos asustamos y mejor nos fuimos.

En ese viaje tambien conocí Puerto Vallarta y me encantó, tanto que pensé que en ese lugar si me mudaría para vivir. No había regresado hasta que nos cayo este proyecto en el que estoy trabajando ahora.

En Noviembre regrese a Puerto Vallarta después de 8 años y sentí que el encanto por esta ciudad se fue. Ya no la disfrute tanto como antes y decidí que no era mi sitio favorito en México. Sin embargo, Careyes, Barra de Navidad, Punta Perula y casi toda la costa de Jalisco me gustó mas que antes.

Recuerdo que en aquel proyecto que hice hace años vi uno de los atardeceres mas bonitos que he visto en mi vida y ahora que estoy de nuevo en esta zona ya me han tocado ver muchos atardeceres de fotografía y noches iluminadas solamente por las estrellas y la luna.

En este viaje, la primera parte llegue en avión, pero en enero volví a viajar por carretera. Ahora, por cuestiones de trabajo llegue primero a Guadalajara y paré 3 días allí, luego viaje hasta Manzanillo y paré de nuevo 3 días hasta que finalmente llegue a la que va a ser mi casa por los próximos 3 meses.

Ahora me estoy quedando en un pueblito que se llama Punta Perula y no tiene “nada”, es decir nada de comodidades a las que estamos acostumbrados los que vivimos en las grandes ciudades. El internet es muy malo aqui, no hay bancos, o centros comerciales o cines, tampoco hay tantos hoteles y tampoco hay transporte, todo lo haces caminando.

Es un pueblo muy pequeño con como 4 o 5 hoteles; yo y el equipo de producción que ya estamos aqui nos estamos hospedando en el mejor de la zona y ya acaparamos todos los demás hoteles para los que estan por llegar a la filmación. Pero tiene algo este pequeño pueblo que atrae a mucha gente sobre todo extranjeros, canadienses y europeos. Posiblemente la tranquilidad del pueblo, el clima que esta agradable en los meses invernales y obvio el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s