Parapente.

A mí siempre me han gustado los deportes extremos y aunque no los practico con regularidad ha veces me escapo para poder realizar alguno.

Siempre he querido tirarme del paracaídas pero la verdad me da un poco de miedo, así que yo decidí que sería más fácil si lo intentaba con algo, desde mi punto de vista menos peligroso, y encontré en internet el parapente.

Buscando encontré un lugar en Valle de Bravo que se llama Alas del hombre, y cuesta poco más de $2,000 pesos mexicanos. Programe mi cita para el sábado a las 11:30 de la mañana y volar a las 12.

Llegue un poco antes con una prima y disfrute del paisaje del pueblo.

Valle de Bravo es un pueblo mágico hermoso que tiene un lago artificial y unas calles bastantes pintorescas. Es el pueblo mas bonito que tiene el Estado de México.

Y llego la hora, nos apuntamos en una lista de los que iban a subir al cerro con nosotras, firmamos una carta responsiva en caso de cualquier accidente y nos subimos a la camioneta. Rumbo al mirador, íbamos mi prima y yo platicando de lo ansiosas que estábamos, muertas de miedo y nervios, era la primera vez que nos aventábamos y ya nos estábamos arrepintiendo. Sobre todo ella, pero como yo pagué le dije que no se podía arrepentir.

Cuando llegamos a la cima tuvimos que esperar a la gente que ya estaba arriba, mientras sacamos fotos de las vistas espectaculares que tiene el mirador y veíamos las caras de nerviosos de los otros que tambien se iban a aventar a nosotras nos iba aumentando el miedo.

Primero me toco a mí, cuando despegue fue un momento un tanto dramático y a la vez divertido. Todo paso muy rápido y muy lento al mismo tiempo porque lo sentí como un suspiro pero estaba tan ansiosa que a la vez me pareció una eternidad. Cuando estaba en el aire fue lo mejor, el chico que iba conmigo me iba me iba platicando de la técnica de vuelo, me contaba un poco acerca de la historia del pueblo y de lo que íbamos volando. Fue una de las mejores experiencias que he vivido.

El aterrizaje estuvo bastante agradable, afortunadamente el instructor que iba conmigo era muy bueno y llegamos a tierra de manera suave y tranquila y a diferencia de mi prima y de otros que aterrizaron de rodillas o un poco brusco, yo caí de pie.

Ahora espero pronto poder organizar una salida para tirarme en paracaídas y comparar las dos experiencias. Y esta experiencia por supuesto que voy a repetirla en la primera oportunidad que se me presente.

2 comentarios sobre “Parapente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s