Iniciando de nuevo

Siempre me ha gustado escribir, desde niña recuerdo que escribia mis sueños reales, los que soñaba en la noche y tambien mis otros sueños, los que tenía cuando estaba despierta, mis ilusiones y deseos. Los que no podía o no me atrevía a confesarle a nadie. Era como una forma de desahogo para mí.

Tambien siempre me ha gustado leer, sumergirme en la historia de los autores de blogs o novelas. Creo que soy una buena lectora porque vivo cada cosa que leo.

Cuando decidí empezar a escribir ya siendo adulta fue en un momento de crisis económica y existencial. Hubo un momento de mi vida de adulta que sentí que el mundo se me venia encima, nada me salía bien y mi vida estaba hecha un desastre.

Inicie escribiendo toda mi frustración, todo lo que me molestaba y que no podía controlar y todo lo que molestaba y que sí podía cambiar. Me di cuenta que el vaciar en la computadora todo mis malos sentimientos era una especie de catarsis. Me ayudaba a poner todo en orden y a mirar todo lo que yo consideraba malo desde otra perspectiva. Y eso obviamente me ayudo a superar casi todo lo que no me gustaba y que me agobiaba en esos instantes.

Luego decidí que quería ayudar a otras personas contando mi historia a travez de un personaje que no era precisamente yo pero que obvio se parecía a mí. Empece a escribir una especie de novela pero se daño mi computadora y perdí lo que había escrito (y aunque me acuerdo perfectamente de la historia ya no la quise continuar).

Después empece a escribir otra historia un poco mas amena y basada en una novela que a mi me gusto mucho y leí la primera vez cuando estaba en la prepa “El mundo de Sofía”. Esta historia no la he dejado y aun la sigo escribiendo. Ya llevo tres años trabajando en ella. Sólo que ha veces me cuesta trabajo, me falta inspiración o estoy muy cansada porque he trabajado mucho. En fin aun sigo trabajando en ella y espero ya muy pronto terminarla.

Pero quería mas, el escribir historias, y el escribir todo lo negativo que me pasa para desahogarme no era suficiente para mí. Quería compartir mis experiencias y fue así como decidí comenzar este blog.

Fue como un nuevo comienzo para mí, porque aqui decidí escribir cosas amenas. Aún no me han leído muchos ya que apenas empiezo, pero no quiero que nadie se amargue con mis vivencias. Quiero que si entran a mi blog se sientan bien y pasen un rato ameno, que se diviertan.

Aunque no descarto de repente desahogarme y contar algunas cosas tristes que me han pasado o que me lleguen a pasar. Muchas veces esas experiencias tambien sirven cuando las leemos de otras personas. Nos hace ver las cosas desde otra perspectiva, aprendemos y a pesar que la historia que estamos leyendo no es tan agradable, muchas veces tambien nos hace pasar un buen rato.

Es como cuando vemos una película triste, nos hace reflexionar y aunque sufrimos con la película, nos da una nueva visión para ese problema que posiblemente nos este agobiando.

Yo creo que todo lo que leemos, vemos y escuchamos nos hace aprender algo nuevo. Nunca descarto aprender en cada línea que leo en algún libro o hasta en alguna letra de una canción.

Y ya para terminar por hoy lo que puedo decir es que nunca hay que dejar de aprender, hasta lo cotidiano nos da sorpresas si ponemos atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s